Roselis María Peña Capote, veinteañera natural de Jiguaní en la provincia Granma, y el bayamés Adrián Viamonte, representan al territorio en el proyecto La Banda Gigante de RTV Comercial, agrupación que a través de un concurso, que será televisado, escogerá a los músicos que formarán parte de él.

Ella estudió saxofón desde el quinto grado en la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo y luego en el Conservatorio de Santiago de Cuba hasta completar el nivel medio, pero se presentó a la audición además por flauta y por esta fue escogida para el concurso.

Adrián concursa por violín con otros cinco chicos. En total son cerca de seis decenas de jóvenes de diversos instrumentos, con primacía de los que proceden del centro y el oriente de la isla, nos comenta.

Para la flauta habrá cinco competidores, explica Roselis, y agrega que se siente bien aunque solo lleva un año practicando este instrumento, sabedora de que la competencia será fuerte.

Hace un mes están en La Habana, ubicados en un hotel del centro cultural de la capital. Primero los llevaron al salón Donde Dorian, para cambiarles el lux, un lugar famoso donde se arreglan el cabello los artistas y músicos, explica Adrián quien exhibe un tinte rojizo en su pelo, que va con su blanca piel adornada de lunares y pecas. El trabajo de la imagen previo les va dando mayor seguridad, comentan ambos.

Los primeros días recibieron clases generales con Pancho Amat, Julio Padrón, del decir de Roselis, artistas de gran renombre que son para ella paradigmas y referencias en la música cubana, entre los que estuvieron además Alain Pérez, Lazarito Valdés, entre muchos otros.

Adrián junto al músico Julito Padrón después de una interesante clase. / Foto tomada del perfil de Facebook de Adrián

David Calzado y Joaquín Betancourt también impartieron clases en la Academia de la Banda Gigante, un lugar bello y con buenas condiciones para estos fines, donde a diario se preparan los jóvenes músicos, a las puertas del concurso.

Desde que comenzó octubre se concentran por instrumentos, el maestro Willian Roblejo da clases de violín, tiene su proyecto de jazz, es un profesor con amplios conocimientos de música clásica y cubana que hace sentir muy bien a sus alumnos, cuenta Adrián. A él le gusta participar y califica de magníficas las clases de Willian y la relación de él con sus alumnos, donde todos se sienten muy bien.

Por la cátedra de flauta imparte clases el profesor Jorge Leliebre, flautista de Los Van Van, con quien se disfruta mucho el aprendizaje, comenta Roselis. También el maestro José Luis Cortés, El tosco, impartió clases generales al principio de la preparatoria donde los flautistas tuvieron protagonismo.

Roselis recibiendo clases del Maestro Jorge Leliebre junto a sus compañeros.

A los chicos les han dicho que el concurso es a fines del mes de octubre, pero no hacen énfasis en esto, sino en la preparatoria. Adrián confiesa que siente que allá es Bayamo, Granma, Oriente y con esa fuerza representará a su terruño.

Cuentan además con una psicóloga para la preparación, lo que les inspira mayor seguridad en el futuro individual, y confiesan  se forman en un ambiente sano, familiar, amistoso, para aprender y confraternizar.

Convencidos ambos de que este tiempo lectivo con los grandes de la música le servirán para toda la carrera profesional. El primer y mayor objetivo es aprender y lo logran, además de disfrutar de esta linda y única experiencia. Están confiados en sus capacidades y esperan volver a triunfar, pues ya se sienten ganadores en materia de conocimientos adquiridos.

Roselis y Adrián antes de partir para la capital cubana. / Foto: Facebook.
La periodista Diana Iglesias conversa con los jóvenes músicos.
Adrián en los ensayos y preparativos para el show televisivo La Banda Gigante.
Logotipo del programa de RTV Comercial.
Adrián en los ensayos y preparativos para el show televisivo La Banda Gigante.
Sesiones de ensayo para el show de RTV Comercial.
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − cuatro =