Hace hoy 137 años del fusilamiento de los estudiantes de medicina, ustedes como ellos han puesto a prueba la valentía y la dignidad de enfrentar las más difíciles circunstancias a cualquier precio, aseveró Alfredo González, vicetitular del Ministerio de Salud Pública (Minsap), al dar la bienvenida al octavo grupo de médicos que cumplieron misión en Brasil.

Al aeropuerto internacional José Martí acudieron a recibir a los 203 colaboradores del Programa Más Médicos, los miembros del  Comité Central del Partido José Ángel Portal Miranda, titular del Minsap y Regla Angulo, vicetitular del sector, así como Yisell Marrero, funcionaria de la Oficina del Segundo Secretario del CCPCC, entre otros.

González recordó que a lo largo de la Revolución los médicos cubanos han cumplido las más complejas misiones internacionalistas inspirados en la solidaridad con los pueblos hermanos.

El mundo lo ha reconocido, dijo, y en esta ocasión no ha sido diferente, los hijos de esta tierra integrantes del referido programa han situado en lo más alto su ejemplaridad y el nombre de Cuba.

Esa inmensa obra, por más que intenten nadie la podrá borrar, los resultados a fuerza de sacrificio y entrega sin límites a esa noble y humana tarea, expresados en respuestas concretas a las demandas de servicios asistenciales de esas comunidades y la transformación de su estado de salud, son tangibles e incuestionables, remarcó el Viceministro.

El presidente electo de esa nación suramericana, Jair Bolsonaro, ha irrespetado y tratado de comprar en numerosas ocasiones a los médicos cubanos; también ha intentado denigrar al gobierno revolucionario con mentiras y falacias, y se ha equivocado, a los cubanos hay que respetar, porque lo hemos ganado durante 150 años de heroica lucha, remarcó.

Anunció el viceministro que después del merecido descanso algunos continuarán en sus puestos, otros se prepararán para nuevas misiones o tareas de dirección y un grupo optará por continuar estudios de postgrado, pero todos seguirán brindando su aporte incondicional a la Patria.

En nombre de sus compañeros, el doctor Félix Padilla González, de Pinar del Río, manifestó que regresan a esta tierra con el orgullo del deber cumplido, con mayores experiencias, mejor preparación como profesionales y más convencidos que nunca de lo que significa ser un médico cubano.

Llegamos a nuestra Patria en un momento trascendental para el pueblo cubano, al conmemorarse hace solo dos días el segundo aniversario de la muerte del máximo líder Fidel Castro Ruz, el “arquitecto fundamental” del sistema de salud y que siempre nos llamó su ejército de batas blancas.

Luego de expresar los servicios prestados a ese pueblo sentenció: en nosotros no sólo encontraron a un alto profesional sino también amor y respeto, valores que nos caracterizan.

Nos enfrentamos a cuadros de salud diferentes totalmente al nuestro, situaciones difíciles y a veces muy complejas, pero siempre supimos sobreponernos, recalcó el galeno.

Hoy ratificamos una vez más nuestro compromiso de servir a la Patria en el lugar donde nos necesite, seguiremos el legado del Comandante en Jefe, marcharemos a cualquier parte del mundo para salvar vidas a riesgo de perder la nuestra, subrayó Félix Padilla González.

En declaraciones a la Agencia cubana de Noticias, la doctora Mercedes Moreno Padrón, del municipio de Amancio, en Las Tunas, manifestó que en esa su primera misión de un año y tres meses en Bragança Paulista,  un municipio brasileño en el estado de São Paulo, brindó atención a personas muy agradecidas, que por primera vez recibían una atención tan digna como la que le brindamos nosotros, acotó.

Para mí fue muy dolorosa esa partida entre llantos y lágrimas, pero a la vez feliz, porque yo regresaba a mi patria, remarcó la joven doctora, quien allí atendió a toda la población, desde niños adultos y embarazadas.

Estas últimas muy tristes porque el seguimiento que se hace en Cuba mediante el Programa Materno Infantil, allá no existe, ellas se sentían muy agradecidas y sorprendidas, concluyó.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =