Diversas afectaciones en la fábrica del central Grito de Yara influyen en el retraso del cumplimiento del plan de azúcar en la presente campaña. Foto: Captura de pantalla. CNC TV

El central Grito de Yara, ubicado en el municipio granmense de Río Cauto, presenta considerables atrasos en su plan de azúcar, debido a problemas industriales y a afectaciones en la cosecha. No obstante, los agroindustriales de ese territorio no renuncian al deseo de cumplir los compromisos contraídos para la campaña azucarera 2018-2019.

En lo que va de campaña este central  ha podido completar solo el 87,5 por ciento del plan de producción de azúcar previsto hasta la fecha. Según explicó a este sitio digital Emelio Vargas Paneque, jefe de producción del Grito de Yara, las afectaciones en la fábrica se localizan en la estera del ferrocarril, el raspador del molino 4, así como en el ventilador de la caldera número 1.

El atraso en el cumplimiento del plan de azúcar obedece también a problemas en la cosecha. Al respecto, Mario Santos Cutiño, jefe de turno integral de la brigada 1 explicó: “No estamos moliendo a tope porque ha habido problemas con la entrada de caña al central, ya que hay roturas en las máquinas de corte y tiro, hemos estado moliendo caña quemada, y también materia prima con muchos días de corte, lo cual nos causa problemas en el proceso de producción de azúcar”.

Aunque se respira la voluntad de cumplir,  los azucareros del Grito de Yara deben lograr un mejor desempeño en lo que resta de zafra para completar las 27 mil toneladas pactadas para la presente campaña.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + veinte =