El cubano Ismael Borrero (C), gana medalla de Oro al derrotar al japonés Shinobu Ota (rojo), en la categoría de 59 Kg. de la Lucha Grecorromana de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en el Arena Carioca 2, en Barra de Tijuca, en Brasil, el 14 de agosto de 2016. ACN FOTO/Roberto MOREJÓN RODRÍGUEZ/JIT/sdl / Foto archivo

El gladiador cubano del estilo grecorromano Ismael Borrero conquistó hoy la medalla de oro de los 67 kilogramos en el Torneo Internacional de lucha Granma-Cerro Pelado, con sede en esta capital hasta el próximo día 22.

Borrero, campeón olímpico de Río de Janeiro 2016 y monarca mundial en Las Vegas 2015, volvió a mostrar su gran nivel competitivo para aventajar en la final por pegada al francés Yasin Ozay, quien poco pudo hacer para impedir la derrota.

Como quien dice en un “pestañazo” el luchador de Cuba inclinó la balanza a su favor al contraatacar a su oponente y pegarle la espalda sobre el colchón del coliseo de la Ciudad Deportiva.

Este domingo, el destacado atleta santiaguero había garantizado el pase a la disputa del cetro en los 67 kg con cuatro victorias, por lo que en total archivó cinco triunfos en un certamen que reflejó toda su clase y gran arsenal técnico para dejar sin posibilidades a sus contrincantes.

Ha sido una buena competencia en la que me enfrenté con éxito a rivales de Francia, Alemania y México; me sentí en buena forma en cada uno de los combates y eso me motiva a continuar la preparación para seguir alcanzando mejores resultados en este peso, declaró a la prensa Borrero.

Pensé que la pelea por el oro iba a ser más fuerte, pero él (Ozay) se equivocó y pude aprovechar ese error para salir airoso; ahora seguiré enfocado en los entrenamientos con el objetivo de mejorar la fuerza con vistas a retos superiores, agregó.

Todavía debo trabajar duro para adaptarme a mí división y complementar la fuerza con la técnica, porque antes cuando estaba en los 59 kg la fortaleza física de mis contrarios era menor que ahora, señaló el campeón de la cita centrocaribeña de Barranquilla, en agosto último.

En la edición 52 del Torneo Internacional de lucha Granma-Cerro Pelado, los gladiadores cubanos del estilo grecorromano alcanzaron seis de las siete preseas doradas que se discutieron; además de sumar dos metales de plata y cinco de bronce.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 12 =