Foto referencial: Tomada de Cubadebate.

Las taekwondocas cubanas están en muy buena forma, sobre todo tienen gran rivalidad, las primeras figuras no ganan fácilmente y eso es saludable para el deporte, declaró a la ACN René Silva, entrenador del equipo nacional femenino.

Tenemos un agradable dolor de cabeza para definir las representantes de Cuba en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, adonde la escuadra femenina irá por dos medallas de oro, pronosticó Silva.

Por ejemplo, en 57 kilogramos (kg) tenemos una campeona centroamericana y una medallista mundial, señaló el entrenador.

En el último combate público entre las dos, Yamicel Núñez (57 kg), bronce universal en México 2013, dominó 19-10 a Tamara Robles, campeona con solo 18 años en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Sin embargo, fue Roble quien ganó en días recientes el pase de la división a Lima 2019, en torneo clasificatorio en República Dominicana, donde las cuatro cubanas cumplieron el mismo objetivo.

Silva comentó que los tres entrenadores de las féminas colaboran en todas las divisiones, además, hay otros dos técnicos dedicados en especial al equipo de la reserva.

Cualquiera de la segunda escuadra sube a la primera y desplaza a una figura, hay mucha competitividad, añadió el preparador.

Junto a Núñez y Roble, entre las taekwondocas cubanas sobresale el aval de Glenhis Hernández (73 kg), monarca del orbe en México 2013.

Además, destaca el palmarés de Yania Aguirre (49 kg), bronce mundial en México 2013 y campeona panamericana en Toronto 2015, así como el de Arlettys de la Caridad Acosta (67 kg), campeona en Barranquilla 2018.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =