La Unidad Empresarial de Base ACUIPASO ubicada en el municipio granmense de Bartolomé Masó está inmersa en un proceso inversionista que le permitirá producir más a partir de estrategias de ahorro de energía eléctrica y agua.

La Unidad Empresarial de Base ACUIPASO ubicada en el municipio granmense de Bartolomé Masó está inmersa en un proceso inversionista que le permitirá producir más a partir de estrategias de ahorro de energía eléctrica y agua.

Ante un evidente estado de deterioro alcanzado tras el paso de los años y la falta de mantenimiento, la Unidad empresarial ACUIPASO ubicada en el municipio granmense de Bartolomé Masó despliega un proceso inversionista que permitirá incrementar las producciones de peces de agua dulce.

Más de 14 MILLONES de pesos están destinados a la reparación de estanques y la infraestructura en general, en la entidad que agrupa cuatro granjas para la producción de clarias, tilapias, y ciprínidos.

El proceso inversionista en ACUIPASO representará un ahorro de más de 2 MILLONES de metros cúbicos de agua. El ejemplo más elocuente está en la Granja La Cascada, donde se cultivan en 40 piscinas diferentes especies de tilapia.

Aquí se utiliza el agua de la presa Buey, que llena los estanques por gravedad, y luego se recicla y se devuelve al canal.

Los especialistas de la acuicultura granmense aseguran que de esta manera evitan el gasto de electricidad si se empleara el bombeo de agua.
Aquí se producen poco más de 40 toneladas de pescado anualmente, y logran disminuir el factor de conversión, un indicador decisivo que relaciona el consumo de pienso con el crecimiento del animal.

El proyecto será extendido a otras áreas en la provincia donde el agua de las presas pueda ser reusada de esta forma.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =