El granmense Alfredo Despaigne volvió a sacar la pelota del parque y sumó su jonrón número 17 en la actual temporada de la Liga Profesional de Japón.

Esta vez el cuarto bate de los Halcones de Softbank le pegó con rabia a un lanzamiento de rompimiento de 129 kilómetros por hora ( millas) y produjo el cuadrangular por el mismísimo bosque central.

Con este estacazo ADR 54 llegó a 40 carreras impulsadas, se consolidó como el jugador latino con más bambinazos en la campaña y siguió mejorando sus números después de un comienzo tímido con el madero.

El hijo adoptivo de Bayamo también se embasó por boleto, de manera que concluyó la jornada de 3-1 y mantuvo su promedio ofensivo en 294.

En el partido, ganado por los Halcones sobre los Dragones de Chunichi 6-4, su compatriota Yurisbel Gracial también “empinó el papalote” y es la sexta vez en la presente serie en que ambos cubanos conectan vuelacercas el mismo día.

El matancero bateó de 5-3, con cuatro impulsadas, dos de ellas decisivas en la octava entrada.

Después de esta victoria los Halcones pasaron a comandar la liga del Pacífico, ahora empatados con las Águilas de Rakuten, con 30 éxitos y 25 fracasos.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =