Foto: Diana Iglesias Aguilar

Este doce de junio dio inicio en Manzanillo a la 47 Jornada Nacional de Homenaje Manuel Navarro Luna en Manzanillo, en el Centro de Promoción de la Literatura que lleva el nombre del excelso poeta ante la presencia de decenas de escritores invitados de varias provincias del país.

Ganadores del Premio Nacional de Poesía Manuel Navarro Luna leyeron sus poemas, entre ellos Juventina Soler Palomino (2013) y Lázaro Gómez (Pelayo) (2014), Alejandro Ponce (2007) y Moisés Mayán (2018).

La velada matizada por la música de los trovadores Axel Milanés y el trío Los Caminantes, una joya de la música cubana, la declamadora Lensy Cruz y el cantautor Lainier Verdecia, estos últimos pertenecientes a la compañía Palabras al Viento de Holguín.

Angel Larramendi Mecías, director del Centro de Promoción Literaria Manuel Navarro dio la bienvenida oficial a los participantes a la jornada homenaje que comenzó en la mañana con lecturas de poesías y presentaciones de textos en escuelas primarias, la unidad municipal de bomberos, la casa de abuelos Celia Sánchez y el Instituto Pre universitario Julio Antonio Mella.

En el segundo día de la jornada se prevé la peregrinación y el homenaje a Juan Francisco Sariol, benefactor de la cultura manzanillera, desde la Casa de la Cultura local hasta la sede de la imprenta El Arte, que fundara el padre de las letras en la ciudad del Guacanayabo.

Expoventa de libros y la conferencia Juan Francisco Sariol piedra angular de las letras manzanilleras formará parte de las actividades matutinas del segundo día que tienen entre sus propósitos abordar diversos temas en el evento teórico que tiene como eje temático la narrativa y la vanguardia en Manuel Navarro Luna.

Dedicada a los 125 años del natalicio del Poeta de la Revolución, al centenario de la publicación de Ritmos Dolientes, y al 60 aniversario de Los poemas mambises, la jornada nacional de homenaje a Navarro Luna se extenderá hasta el próximo 15 de junio fecha de la muerte del poeta en 1966.

Manuel Navarro nace en Jovellanos Matanzas el 29 de agosto de 1894 y fue trasladado a Manzanillo con solo seis meses de edad al morir asesinado su padre capitán del ejército español por sus compañeros al descubrir que apoyaba la lucha independentista.

De pequeño conoció de injusticias y del temprano sacrificio del obrero al encarar él mismo oficios como el de buzo, mozo de limpieza, custodio de sitios, limpiabotas, para ayudar al sustento familiar.

Estudió de forma autodidacta y se superó a la par de que toma conciencia de la necesidad de la lucha de clases. En 1915 publica los primeros poemas en las revistas Manzanilleras Penachos y Orto.

Por su poesía y obra al lado de los trabajadores injustamente explotados, merece el título de poeta de la Revolución, y su poesía realista y de vanguardia lo ubica entre lo mejor de la lírica cubana del siglo XX.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =