La selección de fútbol-sala de Granma ganó el título de Cuba tras derrotar a Ciego de Ávila, cinco goles por tres.

El joven bayamés Yasiel González fue esta vez la bujía inspiradora de la escuadra campeona pues anotó tres de las cinco dianas de los ganadores.

Los otros que perforaron la red avileña fueron Luis Orlando Jérez (BAY) y el manzanillero Edgar Castillo, el principal referente ofensivo de Granma, con 14 goles en el torneo.

Los de la tierra de la piña habían caído en la fase regular 1-2 ante los granmenses, pero fueron al partido, disputado en la sala pinareña 19 de Noviembre, con la idea de subir a lo más alto del podio y de mejorar el segundo lugar conquistado en la pasada justa.

Para los discípulos del técnico Manuel Álvarez fue un certamen perfecto y se convirtieron en los únicos que no perdieron en siete partidos, con 29 goles a favor y 12 en contra.

Por el tercer puesto, la representación de Cienfuegos derrotó a Santiago de Cuba, dos goles por cero.

El campeón del anterior evento, La Habana, tuvo que conformarse con el quinto puesto.

Este es el segundo título de Granma en los últimos cinco años porque en agosto de 2014 triunfaron en el duelo final, con algunos de los actuales jugadores, ante Holguín, cinco goles por cuatro.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =