Una felicitación a los educadores granmenses por contribuir con su condición de Destacados a que el territorio ganara la sede del acto central por el 26 de Julio, trasmitieron las principales autoridades locales del Partido y el gobierno, reconocimiento hecho público hoy en el acto provincial por el fin del curso escolar 2018-2019.

Sintamos en cada escuela como mandato la necesidad de ser siempre incondicionales a Fidel y a Raúl, trabajemos por alcanzar resultados bajo cualquier circunstancia, sembrando aliento, optimismo y confianza en la victoria, les dijo en nombre de los máximos dirigentes politico y administrativo de Granma Onelio Viña Benítez, miembro del Buró Provincial del Partido, a los cientos de trabajadores presentes, algunos de ellos condecorados con altos estímulos.

Expresó que la batalla por la excelencia en la calidad de la educación debe sustentarse en la cultura del detalle y la exigencia, para cultivar cotidianamente el orden, la disciplina y el control desde la influencia educativa que convierta a la escuela en baluarte formativo contra toda tendencia y manifestación de delito, corrupción e ilegalidades.

Teresa Luisa Pérez Trinchet, directora de Educación en el territorio, señaló como principales resultados del curso 2018-2019 la estabilidad en la cobertura docente y cumplimiento de los planes para la formación pedagógica, organización y cumplimiento de la estrategia de superación diseñada de conjunto con la Universidad del territorio, y la efectividad del proceso de formación vocacional y orientación profesional.

Manifestó que las dos escuelas pedagógicas de la provincia se encuentran entre las mejores del país y en ellas se forman dos mil 324 futuros maestros, mientras la totalidad de los escolares egresados de la educación especial tuvo garantizada su ubicación laboral y el programa Educa a tu hijo llega a 41 mil 931 niños, el 100 por ciento atendido por las vías individual y grupal.
En correspondencia con esos y otros alentadores avances, que también permitieron al territorio ganar la sede del acto nacional por el Día del Educador, previsto para el 22 de diciembre venidero, fue estimulado un grupo de trabajadores con diversas condecoraciones.

La Orden Frank País de Primer Grado, que concede el Consejo de Estado, le fue impuesta a Wilbert Mateo Sol Roblejo, y la de Segundo Grado a Juan Alvero Figueredo, Sandra Isabel Rodríguez Regalón, Aurora Perea Almaguer, Juan García Aguilar y a Leonardo Manuel Tamayo Vázquez.

Otros educadores recibieron la medalla José Tey, las distinciones “Por la educación cubana” y Rafael María de Mendive, el Premio Nacional La Estrella Martiana (del sindicato del ramo), y diplomas de reconocimientos (extensivos también a trabajadores no docentes), a escuelas merecedoras de la condición de Instituciones Educativas Integrales, a maestros y estudiantes destacados.

Yanicel Morales Aguilar, integrante del Contingente Pedagógico Fidel entre nosotros, dijo en el acto que formar parte de esta fuerza constituye un ejemplo del papel que les corresponde a los jóvenes en apoyo a las necesidades del país, como cuando el Comandante en Jefe llenó de faroles los campos de Cuba y las nuevas generaciones de entonces enseñaron a leer y a escribir a todo un pueblo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + uno =