En Cuba afortunadamente, no hay niños privados de atención familiar o sin respaldo del Estado, destaca un material publicado hoy en el sitio web del Partido Comunista Colombiano.
‘En nuestro país (en general) la calle es segura. No existen secuestros infantiles u otros fenómenos de naturaleza criminal contra la infancia’, subrayó la Doctora en Ciencias Roxanne Castellanos, profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, citada por la mencionada publicación.

‘A lo interno de las comunidades nuestros niños, niñas y adolescentes, juegan y socializan, sin que exista en ello, por sí mismo, nada negativo. Es parte de nuestra idiosincrasia. Esta actividad física, lúdica y de relaciones e interacciones con otros, es recomendable, siempre y cuando exista supervisión adulta’, significa Castellanos.

Explica que esto equivale a estar al tanto de ellos, saber qué están haciendo, con quién juegan, a qué, dónde, cuánto tiempo pasan en la calle, velar por sus horarios de alimentación y todas sus rutinas de vida.

Debemos tener en cuenta que, en estas agrupaciones espontáneas de infantes, hay niños de todas las edades y que provienen de diversos estilos educativos familiares, apunta la psicóloga.

Es inherente a la niñez, la necesidad de acompañamiento mientras aprenden a regular por sí mismos sus conductas. Si están completamente solos por horas, corren riesgos de diversa índole y son vulnerables. Además, hay que educar en el principio de la buena conducta social y del respeto a la convivencia, especifica.

La académica enfatiza que ‘la salud psicológica de niños y adolescentes también tiene que ver con el empleo que hacen de su tiempo. Sin ninguna duda, los adultos somos responsables de ello. La necesidad de supervisión no es una opción, es una obligación de los padres’.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − ocho =