La provincia de Granma celebró el acto nacional por el aniversario 59 de los Comités de Defensa de la Revolución. En la emblemática Plaza del Himno, de Bayamo, se dieron cita cientos de cederistas, para festejar los logros alcanzados en el último año de trabajo, de la mayor organización de masas del país.

Justo desde donde los cubanos cimentaron sus raíces patrias, Bayamo, los granmenses festejaron este 28 de septiembre el aniversario 59 de los CDR.
La emblemática Plaza del Himno, que guarda la historia del canto patrio de la isla, fue escogida para la celebración.

Valores, firmeza, y unidad denotó el agasajo, que se suma a los resultados del territorio en el último año de trabajo.

Seis destacamentos juveniles “60 aniversario” fueron abanderados, procedentes de los Consejos Populares de la ciudad, para encabezar las tareas que demande el momento.

Arte y música centraron la jornada, que desde hace varios días organizaron los cederistas granmenses.

 

 

“No quedará barrio, zona o poblado, que no se contagie de nuestra energía, convocar y movilizar son nuestras palabras de orden”, expresó Roxana Fernández una de las jóvenes integrantes del contingente.

La medalla Por la defensa de la Patria y la unidad del barrio, y la distinción 28 de septiembre, fue otorgada a los más destacados.

Dos provincias cubanas resultaron distinguidas en la emulación: Pinar del Río y Holguín, mientras la capital fue reconocida de manera especial por haber logrado un amplio movimiento de masas en función de las tareas cederistas. Granma, la provincia Vanguardia Nacional, merecedora de la sede por el 28 de septiembre recibió el diploma acreditativo.

“Hoy cuando los cubanos nos entregamos en cuerpo y alma a pensar cómo hacer del nuestro un mejor país, nos entregamos una vez más ante el recrudecimiento del bloqueo y el lenguaje amenazante del imperio. Qué poco nos conocen, no acaban de entender que la heroica familia cubana es capaz de enfrentar, resistir y vencer, con dignidad los peores asedios. No subestimamos al enemigo, pero aquí, no hay miedo”, explicó Carlos Rafael Miranda, Coordinador Nacional de los CDR en la clausura del acto.

El sentimiento antimperialista de los cubanos sobresalió aquí, desde donde se fomentó la estirpe mambisa que engendró la libertad de la que hoy disfrutamos todos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 6 =