Foto: Tomado del Facebook de Darelia Díaz Borrero.

Por estos días los jóvenes granmenses le toman el pulso a su organización. Expresión de ello devino la asamblea municipal XI Congreso del municipio de Río Cauto, la primera a esa instancia que se realiza en la provincia de Granma, como parte del proceso orgánico previo a la sesión final de la magna cita de la Unión de Jóvenes Comunistas, que tendrá lugar en abril del 2020.

En un debate franco y profundo se convirtió el encuentro en el que debatió fundamentalmente sobre el funcionamiento interno de la organización.

Al respecto Edeunis Aguilar, uno de los delegados, comentó que la existencia de no pocas estructuras de base obedece a la formalidad de un grupo de muchachos con carné, que para justificar su militancia deben formar parte de un ente debidamente registrado en el Comité Municipal, pero que muy poco o nada se hacen sentir como organización dentro del colectivo laboral.

Similar criterio posee Luis Alberto Ramírez, otro de los delegados, quien señaló que la única expresión de funcionamiento en algunas estructuras de base se expresa en el pago de la cotización mensual, y la presentación de un acta de reunión realizada que en el papel dice más que todo lo que en verdad se discutió.

Por ello se impone, destacó la delegada Daniuska Dieguez, revitalizar el funcionamiento de esos C/B, analizar lo que se ha hecho mal y esforzarse por revertir aquello que empaña el desarrollo de la estructura.

Los 147 delegados reflexionaron además sobre la necesidad de fortalecer la preparación política e ideológica desde edades tempranas, y la importancia de elevar el protagonismo juvenil para aportar más al desarrollo del país, y garantizar la continuidad de la Revolución.

En este sentido los jóvenes de Río Cauto ratificaron la disposición de potenciar las labores agrícolas y la obtención de alimentos, fundamentalmente en renglones que sustituyan importaciones.

De igual forma se debatió sobre la formación de valores, el estudio de la historia como sustento para la defensa de la identidad nacional, la autosuperación, la atención al universo juvenil, la ejemplaridad de la militancia y el combate en las redes sociales contra la subversión político-ideológica.

Yordanis Charchaval, primer secretario de la UJC en Granma convocó a los jóvenes a hacer cosas nuevas, diferentes e inteligentes; no hacer para cumplir indicaciones; sino a planificar actividades, sean orientadas o espontáneas, que lleven siempre el sello de nuestras preferencias y tengan un diseño atractivo, aunque el móvil central sea esencialmente solemne.

En la asamblea, presidida, además por Wilber Jérez Milanés, miembro del Buró Provincial del Partido, quedaron conformados el Buró Municipal y el Comité Muncicipal de la UJC en ese territorio, al frente de los cuales quedó electa Mirlenis Traba Columbié.
Asimismo fueron electos los 15 delegados a la Asamblea Provincial XI Congreso, y se presentaron las 3 propuestas de ese municipio para integrar el Comité Provincial.

En la ocasión fueron reconocidas Darivia López y Yanelis Alcolea, quienes por más de 10 años asumieron importantes responsabilidades en el Comité Municipal y ahora continuarán su labor en las filas del Partido.

Como preámbulo de la asamblea, las máximas autoridades políticas y gubernamentales de ese municipio ofrecieron una actualización a los delegados sobre el estado de los principales indicadores económicos y sociales de ese territorio que sobresale, entre otros resultados, por ser el municipio mayor productor de arroz en Cuba, el territorio de Granma con mayores potencialidades para la producción cañera, y contar con la industria mayor cultivadora y comercializadora del camarón en la Isla.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + ocho =