Foto: Página en Facebook de la Presidencia de la República.

El gobierno cubano anunció medidas para recuperar la fuga de divisas que actualmente ocurre en el país, bloqueado por Estados Unidos, sobre todo en equipos electrodomésticos y otras mercancías que ciudadanos cubanos compran en el exterior y venden luego en el mercado nacional.

El vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, hizo el anuncio en una presentación con varios ministros y otros funcionarios del gobierno en el programa Mesa Redonda, que se transmite por televisión, radio y otros medios por vía digital.

Valdés Mesa acotó que tales medidas no prohíben las compras que ciudadanos de la isla (conocidos aquí como mulas) realizan en Panamá, México, Nicaragua, Haití, Rusia y otros países para importar mercancías diversas a Cuba.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, aseguró que la economía cubana está en condiciones de ofertar la demanda de tales artículos y con precios competitivos.

Gobierno de Cuba centra su labor en el bienestar del pueblo

El vicepresidente de la República Salvador Valdés ratificó hoy que el centro de la labor del gobierno de la isla es la satisfacción del pueblo y, por ende, continuar avanzando hacia una sociedad próspera en socialismo.

En su alocución en el programa televisivo Mesa Redonda Informativa, Valdés avizoró un impacto positivo de las nuevas medidas en relación con el comercio interior en la industria y la reanimación de las manufacturas.

Reiteró que estas iniciativas y otras en estudio se implementarán para poder continuar enfrentando el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos y seguir trabajando por el desarrollo del país.

Recordó que en los meses anteriores, cuando Cuba enfrentó la contingencia por el déficit de combustible provocada por las presiones de la Casa Blanca a los suministradores del crudo a la isla, se adoptaron muchas medidas que permitieron la continuidad de los servicios básicos y no parar el país.

Asimismo agradeció al pueblo cubano su conducta, actitud y respaldo para enfrentar las limitaciones y superarlas.
Puntualizó que la isla continuará consolidando la unidad para resistir la agresividad de Estados Unidos en su intención de destruir la Revolución cubana.

Con anterioridad, Salvador Valdés afirmó que con las nuevas medidas vinculadas al comercio interior se pretende potenciar la industria nacional y progresar en el desarrollo del país.

Informó que las acciones buscan el ordenamiento de la importación y el arribo de mercancías con fines no comercial.

Explicó que se decidió conceder bonificaciones y exenciones arancelarias a la importación de materias primas e insumos con prioridad a la destinada a la producción nacional, a los productos de mayor necesidad y de mayor demanda por la población.

Dicha medida se aplicará a lo importado por las cadenas de tiendas y entidades comercializadoras, lo que permitirá reducir costos y a su vez la disminución de los precios en la venta de la población, según afirmó Valdés.

Se prestará servicio a la importación a través de empresas designadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión extranjera.

Esas compañías lo brindarán a las personas naturales en moneda libremente convertible, señaló.

También, dijo, que se utilizará la consignación de mercancías por comisión para potenciar su entrega a través de empresas importadoras a las que accederán las personas naturales.

Las personas naturales recibirán el servicio de comercialización de partes, piezas, accesorios y otros automotores multimarcas a través de la entidad estatal servicios automotores S.A. Zaza, y otras entidades.

El vicepresidente puntualizó que para su aprobación se creó una comisión intergubernamental con 14 organismos de la Administración Central del Estado y contó con el apoyo de opiniones de especialistas en comercio interior y exterior, autoridades y expertos en la materia.

Banco Central de Cuba listo para implementar medidas sobre comercio

La ministra presidenta del Banco Central de Cuba (BCC), Irma Margarita Martínez, afirmó hoy que el sistema bancario nacional está listo para respaldar las medidas adoptadas con el fin de dinamizar la economía.

Como parte del proceso para ordenar la importación de mercancías con fines no comerciales, los residentes permanentes en el país podrán abrir cuentas en divisas extranjeras, explicó Martínez en el programa televisivo Mesa Redonda.

Poco antes, el vicepresidente cubano Salvador Valdés anunció la autorización de la compra de electrodomésticos, partes y piezas de carros y otras mercancías en divisas para satisfacer la demanda interna, generar empleo e impulsar la economía.

Para ello se habilitarán en más de 70 tiendas que venderán sus productos mediante tarjetas magnéticas que en la actualidad son utilizadas en la isla como Visa y Mastercard.

Martínez detalló que se podrá comprar esos artículos con libras esterlinas británicas, dólares canadienses y estadounidenses, coronas danesas, suecas y noruegas, yen japonés, franco suizo y peso mexicano.

Nuestra pasarela de pagos en la actualidad solo trabaja con pesos cubanos, pero existen las condiciones para que pueda asimilar el comercio con las otras monedas, apuntó.

Por su parte, Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios, estimó que estas medidas contribuirán a la eficacia del proceso productivo y beneficiará a la población.

Indicó que se otorgarán beneficios arancelarios por la importación de materias primas e insumos para producir en el país artículos demandados por la población.

Trabajamos para reducir hasta en 50 por ciento los gastos de logística y de distribución en las tiendas minoristas con el fin de rentabilizar las utilidades de esos productos, comentó.

Martínez aclaró que los precios no son fijos, sino que se establecen en correspondencia con la calidad y las prestaciones de los productos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =