Tras casi 14 años en el poder, Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia en medio de una profunda crisis política, que derivó en un Golpe de Estado, atentando contra la democracia y los derechos humanos no sólo de Bolivia, sino de los pueblos americanos que defienden las causas justas

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 15 =