Para Livan Seliz Rivero, ser profesor de educación física por más de 30 años ha sido inspiración para ser mejor persona, este granmense Licenciado en Cultura Física, labora hace 27 años en la Escuela Especial Ernesto Guevara de Bayamo, el atender niños débiles visuales e hipoacúsicos exige particularidades.

En entrevista para esta televisora asegura que se necesita entrega, amor y tener un corazón más grande que la escuela para atender los niños y niñas, agrega que ha tenido que dedicar tiempo y prepararse.

El adiestrarse en sistema de lenguaje de señas, los planes individualizados, juegos de memoria multisensorial son herramientas efectivas que Livan emplea.

Él es de los profesores con resultados de alumnos en juegos nacionales e internacionales con sano orgullo manifiesta que 18 estudiantes los ha entrenado para el equipo nacional e internacional, entre ellos la campeona de tenis de mesa en el mundial panamericano.

Busca en la memoria y asegura también preparó el equipo de niños sordos que viajó México y obtuvo primer lugar, también dedicó sus conocimientos a dos estudiantes de la escuela que estuvieron primer lugar en el maratón de Luz y Esperanza que obtuvieron el primer lugar.

La obra de este educador germina cuando los alumnos egresan aptos para enfrentar la vida, con una sonrisa de satisfacción afirma “…me siento feliz cuando en las calles los encuentro y dicen entre señas el fue mi profesor y le debo lo que soy.”

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 3 =