Ubicada en el poblado rural de Mabay, perteneciente al municipio de Bayamo, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Derivados, adscrita a la Empresa Azucarera Granma, se ubica entre las mejores de su tipo en el país.

La UEB cuenta con una planta de C02 donde se elabora el dióxido de carbono imprescindible para la elaboración de una importante cantidad de alimentos, y que también tiene aplicación en la industria farmacéutica, posee una planta de producción de Torula, alimento destinado a los animales; una de alcoholes para exportación, creación de medicamentos y abastecimiento a la población; y la planta ronera, donde se elaboran varios tipos de bebidas, entre ellos el ron Corsario y el sabroso aliñao.

Aunque no ha estado exenta de las afectaciones derivadas del recrudecimiento del bloqueo, esta icónica fábrica granmense ya cumplió su plan técnico económico del año y continúa produciendo para aportar a la economía del país.

Según explicó a la prensa Alejandro Castillo, jefe de producción de la citada UEB, desde julio presentaron problemas con el combustible y estuvieron afectados alrededor de 15 días cada mes hasta noviembre, pero buscaron soluciones para aún en esas condiciones mantener la estabilidad en las producciones.

Precisó que sobrecumplen al 101 por ciento el plan de alcohol que era de 115 mil hectolitros, y el de CO2 que de un plan anual de 482 toneladas en el año se han completado 520 toneladas.

Por su parte el ron se cumple hasta fecha al 101 por ciento pues se han conseguido más de 3 mil hectolitros, y se debe cumplir el plan del año en los próximos días.

La única planta que presenta tropiezos es la de Torúla (alimento animal), que de 5 mil toneladas pactadas solo se han podido conseguir 3 mil 900 (60 %) no por cuestiones de capacidad industrial sino por problemas en la extracción lo cual impide que se puedan hacer producciones mayores; sin embargo seguimos trabajando y no renunciamos al plan, comentó Castillo.

Los excelentes resultados de esta UEB responden a la entrega de su colectivo, el cual no se ha dejado vencer por las dificultades.

La ingeniera María Rodríguez Chávez, directora de la entidad, resaltó que este es un colectivo muy unido y que siente un amor inmenso por el trabajo, de ahí que la entidad haya logrado una estabilidad, en sus resultados, durante la última década.

A esa unidad, entrega sin límites y constancia del colectivo, se suma, como elemento esencial en el logro de los resultados favorables, el ingenio de los innovadores, hombres cuya sapiencia ha posibilitado la modernización y transformación de piezas añejas, la sustitución de importaciones y la sostenibilidad de las producciones, con los recursos disponibles en el país.

Más de 12 producciones entre alcoholes, rones, y alimento animal se obtienen actualmente en esta añeja fábrica en la que se conjugan a diario entrega, responsabilidad y amor por lo que se hace, una fórmula que, hace años acá, se revierte en eficiencia.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =