Con la incorporación, el domingo último, a la molienda del central Bartolomé Masó, del municipio homónimo, suman tres, de cuatro posibles, los ingenios incorporados a la zafra azucarera 2019-2020 en la provincia de Granma.

Antes de que se incorporara esta industria ya habían comenzado sus operaciones el central Enidio Díaz del municipio de Campechuela, y el Arquímedes Colina, de Bayamo.
la arrancada tardía de los centrales, al retrasarse las reparaciones en los ingenios por la demora en la entrada de algunos recursos materiales, y el tiempo perdido en las industrias marcan el comienzo de la zafra en este territorio que tiene que encontrar el paso que le garantice el cumplimiento del plan, una meta que no logran hace 8 campañas.

El reto para los azucareros granmenses este año es demostrar que podemos hacer una zafra eficiente y cumplir el plan independientemente de los problemas que surjan en los distintos eslabones de la cadena productiva, precisó José Luis Núñez, director de Atención a Plantas Industriales en Empresa Azucarera Granma.

Los tropiezos en la arrancada imponen un mayor ritmo en las labores para cumplir el encargo actual, tarea que deben asumir con la producción de solo 4 de cinco centrales con los que cuenta la provincia, pues en la presente campaña no molerá el Grito de Yara de Rio Cauto.

“Este año el plan de producción de azúcar es mucho más alto que el real del año pasado, lo cual implica un crecimiento de alrededor del 21 por ciento en la producción de azúcar. Indiscutiblemente asumir este encargo con la incorporación a la zafra de un central menos, que además es la mayor industria azucarera de la provincia constituye un desafío enorme, aunque no imposible”, expuso Núñez.

Pese a los problemas, los agroindustriales no renuncian a su empeño por cumplir el compromiso contraído en la actual contienda, el cual supera las 105 mil 500 toneladas de azúcar.
Pero más allá de la voluntad, se impone una mayor previsión y agilidad en la solución de los problemas que aparecen en el camino porque el tiempo no se detiene y cada minuto perdido repercutirá en el resultado final.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =