En saludo al 61 aniversario del triunfo de la revolución varias obras fueron inauguradas en los municipios granmenses de Río Cauto, Cauto Cristo, Jiguaní y Guisa. Entre ellas viviendas entregadas por subsidio y entidades que permiten desarrollo económico a la provincia.
Una moderna planta para el tratamiento y clasificación de semilla de arroz fue inaugurada en el municipio de Río Cauto. La obra, priorizada en el país a partir de la importancia para el programa arrocero, es parte de las inversiones que este año acometió la empresa agroindustrial Capote Sosa para procesar diariamente unas 80 toneladas del cereal y garantizar semillas en mejores condiciones a los productores.

Además de esta colosal planta, en Río Cuto también se inauguraron un puesto para la gestión gastronómica de trabajadores por cuenta propia, una sala de gestantes y otra pediatría en el hospital Fernando Echenique, el cine de la localidad vado del Yeso y una célula básica en el reparto Itabo a Rosa Labrada.

Durante la jornada también se entregó una vivienda ejecuta por subsidio a Ofelia Martínez en Cauto Cristo, municipio que además exhibe ya el primer tramo de su paseo con instalaciones para las ventas gastronómicas y de productos industriales. En ese territorio se visitó además al productor Alfredo Proenza, usufructuario que ha convertido a su finca El algarrobo en un espacio de referencia por la diversificación de sus producciones y de buenos rendimientos.

No menos gratificante fue el plan de inauguraciones en Jiguaní. Allí, tras una remodelación capital, se puso en funcionamiento, la planta de asfalto que impulsa el ámbito constructivo de la provincia.. En esa entidad se significó la materialización de una nueva caldera y la recuperación por parte del colectivo de todo el parque automotriz.

Igualmente abrieron el cine Santa Rita que por seis años estuvo sin prestar servicios, el archivo histórico y se puntualizaron últimos detalles de la unidad gastronómica Brisas de El fuerte.

Al declinar la tarde y aun cuando nuestra cámara ya no tenía condiciones de iluminación para captar buenas imágenes no quisimos cerrar el lente. Aún con dificultades nos motivamos a grabar la inauguración de una despulpadora ecológica en la comunidad La Nenita de Guisa, que este año se convirtió en el primer municipio de Cuba en cumplir la zafra cafetalera.

En este territorio del plan turquino también fuimos testigos de la alegría de varios lugareños al recibir la llave de su nueva vivienda como parte del programa de atenciones a familias con bajos ingresos.

La Unidad central de auditorias, cuatro cabañas en el mirador guisero y una finca de gallinas ponedoras fueron motivo de satisfacción en este día de buenas nuevas.

Cerró así una jornada que habla de la dignificación y la elevación de calidad de vida de los granmenses.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + cinco =