Varios países africanos pusieron hoy en vigor disposiciones específicas para detener el contrabando de medicamentos falsos en el continente, una epidemia que proporciona ganancias millonarias y afecta a unas 100 mil personas.

Esta es la primera ocasión que los africanos, que somos las primeras víctimas, hemos enfrentado este flagelo cuyas consecuencias son dramáticas. Africa debe asumir su propio destino e involucrarse en el combate a este tráfico, dijo el sábado el presidente togolés, Faure Gnassingbé, al término de una cumbre sobre el tema.

El mandatario asimismo calificó el contrabando de medicamentos falsos de amenaza mortal ,para los africanos de los países al sur del Sahara y recomendó la elaboración de un mapa de ruta para unificar las medidas de represión de ese tráfico.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =