El vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Abel Sosa, denunció hoy aquí el golpe de Estado fascista perpetrado a la hermana nación andina de Bolivia en noviembre pasado.

En acto celebrado en la sede del ICAP con motivo del aniversario 11 de la creación del Estado Plurinacional de Bolivia, Sosa expresó el apoyo solidario a Evo Morales, a la dirigencia y bases del Movimiento al Socialismo, al pueblo boliviano y a todas las comunidades originarias, víctimas hoy de las agresiones y amenazas de los sectores más reaccionarios.

«Aprovecho para hacer un llamado a la comunidad internacional a ponerse del lado de la legalidad y la paz, en observancia del Derecho Internacional y abogar por los postulados de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz», exhortó.

Por su parte, la exembajadora boliviana, Ariana Campero, condenó la criminalización y persecución política contra los principales dirigentes de los movimientos de izquierda por parte del gobierno de facto y servil a los intereses de Washington.

Campero resaltó la importancia de la unidad del pueblo andino y de los partidos de izquierda con el fin de tener una preparación consciente y clara con vista a las próximas elecciones, a celebrarse el venidero 3 de mayo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − tres =