Como Normal se reporta, hasta el momento, el comportamiento de la sismicidad en el territorio nacional tras el terremoto del 28 de enero de 2020.

Así lo califica el Servicio Sismológico,  del  Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas del Ministerio de Ciencias, radicado en Santiago de Cuba.

La nota precisa que a partir de muchas inquietudes de la población sobre el comportamiento de la sismicidad, tras el  movimiento sentido prácticamente en todo el país, no se ha registrado, hasta el momento, ninguna anomalía sísmica importante, que indique incremento de la  sismicidad  en  las  cercanías  del  territorio  nacional.

Reseñan los especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas,  que sólo se ha registrado  una  actividad  sísmica anómala  a  lo  largo  zona  de  ruptura  del terremoto del 28 de enero  .

Esta área alcanza hasta las  inmediaciones de Islas Caimán, situadas a más de  300  kilómetros  al  oeste-suroeste  de  Cabo  Cruz, en la provincia de Granma.

La nota precisa además que hasta la  fecha  se  han  registrado  por  la    red   de   estaciones sismológicas del país  cerca   de   600   réplicas,   ninguna   reportada   como perceptible en Cuba.

En  cuanto  a  la  magnitud  del  terremoto  del  28  de  enero  pasado,  el  Servicio Sismológico  Nacional, a partir del registro en estaciones cercanas al epicentro en  Cuba,  Jamaica, Islas Caimán y  República  Dominicana,   determinó  una  magnitud de 7,1 por orden superficial .

Precisan que al emplear esas   estaciones  para  el  cálculo  de  magnitud,  se  obtuvieron valores  inferiores  comparados  con  los  obtenidos  por  otras  instituciones  que  sí utilizaron  estaciones  lejanas, por ello se apreciaron diferentes magnitudes según los reportes por países.

Explican los especialistas del Centro Nacional de Investigaciones sismológicas que a  partir  de  la  obtención  de  datos  de  estaciones sismológicas lejanas han  calculado la Magnitud de Momento y el resultado es de 7, 7.

Puntualizan que la  aclaración se hace necesaria por tanto es ese, el del 28 de enero, es  un  terremoto histórico, el de mayor magnitud registrado en la historia de la sismología instrumental cubana.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =