Reuters

 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Turismo trabajan en estrecha consulta, junto a otros socios internacionales, con el fin de combatir la propagación del COVID-19, informaron hoy.

De tal forma, ambas agencias de la ONU buscan garantizar que las medidas sanitarias para contener la propagación de COVID-19 se apliquen de forma que reduzcan al mínimo las interferencias innecesarias en el tráfico y el comercio internacionales.

Así indicó el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, quien destacó cómo el sector turístico está totalmente comprometido a poner a las personas y su bienestar en primer lugar.

Eso sí, la respuesta debe ser proporcional a la amenaza para la salud pública, en función de las evaluaciones de riesgos locales y en línea con la orientación y recomendaciones generales de la OMS, añadió el vocero.    «La cooperación internacional será clave para garantizar que el sector turístico contribuya efectivamente a la contención de COVID-19», subrayó.

De acuerdo con el jefe de la misión de expertos internacionales independientes que visitió China, Bruce Aylward, el gigante asiático demostró que puede contener el nuevo coronavirus al combinar la aplicación de normas de salud pública y las nuevas tecnologías.

Pero el resto del mundo no está listo para hacerlo, aunque podría si se toman decisiones rápidamente y hay un cambio de mentalidad sobre cómo manejar la enfermedad, aseguró el equipo de expertos médicos que evaluó la situación en el país asiático.

«La unánime conclusión del equipo es que China ha cambiado el curso del brote dentro del país. Lo que era un brote de rápido crecimiento, se estabilizó y ha comenzado a bajar más rápido que lo que uno puede esperar», señaló Aylward.

Según la OMS, los contagios de coronavirus fuera de China ya superaron por primera vez a los que se produjeron en el país asiático.

Esa agencia de ONU reporta un repentino incremento de casos en Italia, Irán y Corea del Sur. Además, en Argelia, Austria, Croacia, Alemania, España y Suiza existen casos vinculados al brote de Italia.

En América Latina, ya se confirmó un contagio en Brasil: un ciudadano de ese país que visitó la región italiana de Lombardía.

Brasil se encuentra en el carnaval, con grandes concentraciones de gente, aunque el Gobierno de momento no aumentó el nivel de alerta.

Asimismo, hay 53 casos confirmados en Estados Unidos, la mayoría de turistas evacuados del crucero Diamond Princess, y otros 10 en Canadá.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − uno =