El gobierno de México reveló hoy varios casos de corrupción que implican la malversación de decenas de miles de millones de pesos en la capital y otros estados.

En su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la corrupción es la responsable de la desigualdad social en México y afirmó que el propósito de su gobierno es acabar con ese mal, y todo lo demás, por importante que sea, es accesorio.

El mandatario se auxilió en el tema en Santiago Nieto Carrillo, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), quien hizo una larga exposición de los casos más connotados de corrupción con una impresionante cifra resultado de malversaciones, trata de personas, explotación sexual de niñas, empresas fantasmas y otras muchas actividades ilícitas.

Uno de los casos más dramáticos presentado por el funcionario es el de la trata de niñas menores de 16 años con fines sexuales, delito por el cual hay aprehendidas cinco personas que no identificó.

Los principales lugares donde operaba la banda son Guanajuato, Puebla y Ciudad de México.

A los aprehendidos se les ocuparon miles de millones de pesos, se les bloquearon siete cuentas bancarias, suntuosos inmuebles de alto lujo, y se les congelaron cuentas por seis millones de dólares, todo fruto de esa vil práctica en perjuicio de niñas.

Nieto Carrillo citó un segundo caso que involucra a seis personas con religiosos en hechos similares y otros delitos a quienes se les decomisaron 359 millones de pesos (casi 20 millones de dólares) además de un millón y medio en la divisa estadounidense.

Un tercer caso también con resultados multimillonarios es el de la difusión de pornografía infantil a clientes mediante videos y fotografías de niñas desnudas, pero se logró descubrir la identidad del agresor y actuar en consecuencia.

El funcionario explicó que una de las vertientes de trabajo de la institución es investigar, apresar y condenar la delincuencia organizada y visualizar que el combate para eliminar la corrupción pasa por enfrentar al sicariato, a los narcotraficantes y al lavado de dinero.

También relacionó el sonado caso del exsecretario de seguridad del expresidente Felipe Calderón que se juzga en Washington, con una de sus multimillonarias operaciones en Panamá que era la que pagaba su increíble modo de vida en Estados Unidos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − seis =