En la identificación de los fondos y rubros exportables, buscando su diversificación y su ampliación a bienes y servicios en la subordinación local, y en todo el territorio, trabaja el Poder Popular en La Habana, en correspondencia con esta prioridad del país dirigida a la captación de ingresos y al propio desarrollo de la nación.

Según Luis Carlos Góngora, al frente de la nueva Dirección de Comercio Exterior, Inversión Extranjera, Colaboración Económica y Relaciones Internacionales del gobierno en la capital cubana, se diseña la Cartera de la provincia de productos y oportunidades para la exportación, como parte de las proyecciones con ese fin y la sustitución de importaciones.

En los 15 sectores priorizados a nivel nacional en materia de exportaciones, el territorio incide porque aunque algunos no tienen aquí su escenario productivo, la casi totalidad de las empresas comercializadoras están en varios de sus municipios; no obstante, se pretende diversificar rubros como el carbón, el ron y la producción local de vino, los productos biofarmacéuticos, los servicios médicos, educacionales, deportivos y culturales y el turismo de ciudad.

También se elabora la Cartera destinada a la inversión extranjera directa en la que se aspira que proyectos, asociaciones e inversores se vinculen especialmente a la higiene comunal, a la producción local de materiales de la construcción, las demoliciones, las producciones agrícolas, las inversiones en el turismo, a la modernización de la base productiva de la industria local y al transporte público, por ser donde se concentran los principales problemas y retos.

Trabajar en la identificación de las trabas que dificultan en La Habana las exportaciones y la sustitución de importaciones, organizando acciones prácticas dirigidas a su eliminación, e interactuando desde el gobierno con los organismos que las han creado, figura entre las proyecciones inmediatas, según expuso Góngora en la reciente plenaria económica provincial correspondiente a febrero.

A tono con lo anterior, el nuevo órgano del Poder Popular en la capital, mediante su participación en las Ventanillas Únicas del Comercio Exterior y de la Inversión Extranjera, apoyará las propuestas que presenten nuestras entidades y los potenciales socios extranjeros, agilizando trámites, permisos y respuestas que deben dar los organismos, precisó el funcionario.

Ante las principales autoridades del territorio, y de empresarios, subrayó que la elaboración del Banco de problemas para la sustitución de importaciones, a partir de las necesidades y potencialidades de las empresas, deviene en otra tarea urgente.

En el referido encuentro se valoró la importancia de incentivar la sustitución de importaciones en los proyectos e iniciativas de desarrollo local, de ayudar al logro de los encadenamientos productivos y comerciales, además del desarrollo territorial, y en tal sentido se informó que ahora se trabajará con intencionalidad en Centro Habana, Guanabacoa y Regla.

Promover una estrategia diferenciada para la inserción de las empresas de la subordinación local en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y en la oferta de servicios y productos a las entidades que allí operan, así como en la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda, como una oportunidad que ofrece China a otros países, son propósitos de la nueva Dirección de Comercio Exterior e Inversión Extranjera en la capital.

En opinión de expertos, en La Habana existen potencialidades para desarrollar la industria del reciclaje y las producciones a partir del aprovechamiento de los desechos de plásticos, de neumáticos, de la poda, del papel y otros remanentes que garantizan un suministro de materias primas, así como también impulsar la industria del envase y el embalaje para las producciones locales.

Un plan de capacitación que permita introducir y preparar mejor a los especialistas en estos temas, y trabajar en la creación de una empresa importadora y exportadora del gobierno de la provincia, que ayude a cerrar los ciclos de estos procesos, forma parte de las proyecciones del territorio para el presente año.

Incluso se prevé buscar una mayor presencia en las redes sociales, posicionar en la web el portal «La Habana, ciudad de oportunidades», fomentar formas y fórmulas para el comercio electrónico nacional e internacional, y hacer un uso más extensivo de las posibilidades que da la conectividad a Internet.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − siete =