En reunión efectuada en la provincia de Granma, Federico Hernández, primer secretario del Partido, convocó a incrementar los niveles productivos en todos los órdenes. Ante el actual panorama que vive la nación, producto de la covid 19, los granmenses estamos llamados a intensificar la producción de alimentos y convertirnos en Polo productivo del Oriente cubano.

EN CONTEXTO:

Con el objetivo de proteger a sus trabajadores y mantener la vitalidad de las producciones para el pueblo, el sistema de la Agricultura en la oriental provincia de Granma adecuó su quehacer a la estrategia cubana de prevención y control del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Al mejoramiento de condiciones higiénico-sanitarias y de labor en todas las instalaciones administrativas y de servicios, se suman la desconcentración de personal y reubicación hacia labores agrícolas, así como el diagnóstico y protección a obreros de la llamada tercera edad y otros vulnerables por tener antecedentes de afecciones respiratorias.

Adecuado al territorio y a partir de ahí a sus 13 municipios, el plan está diseñado para que las medidas sean conocidas e implementadas por cada uno de los casi 70 mil productores del sector, subrayó Edel Pérez Pérez, subdelegado general de la Agricultura en Granma.

En diálogo con la ACN, declaró que especial exigencia y control tienen las actividades relacionadas con elaboración y expendio de alimentos, laboratorios, fábricas de tabaco, mataderos, y venta directa a la población en mercados agropecuarios.

Los obreros encargados de la revisión y certificación de contenedores que llegan o salen de la provincia por aeropuertos, puertos y marinas –dijo- recibieron charlas de conjunto con Salud Pública, y les fue rehabilitado el módulo de ropa sanitaria.

También mantienen comunicación con cinco trabajadores internacionalistas y sus familias, mientras otros que habían cumplido misión en Haití regresaron y se sometieron al régimen de cuarentena establecido, precisó.

La responsabilidad y el autocuidado revisten ahora mayor importancia, y sobre dichas bases aseguraremos los compromisos de exportación, sustitución de importaciones, y abasto de los diferentes alimentos para el pueblo, afirmó Pérez Pérez.

Ahora tenemos más personas en casa y resulta imprescindible seguir sacando producciones, por cuanto el reto es vender con calidad y cumpliendo todas las medidas de prevención, seguridad e higiénico-sanitarias orientadas, recalcó.

Informó que, aún en plena cosecha de tomate, los agricultores de Granma han entregado a la industria más de dos mil toneladas del producto, y están inmersos, además, en las contiendas de frijol, maíz y tabaco.

A punto de concluir la campaña de frío para iniciar la de primavera, asumirán el reto de recuperar cerca de cinco mil hectáreas de arroz que no pudieron plantarse por falta de fertilizantes, graminicidas, paquetes tecnológicos, combustible y otras limitaciones, agregó. (ACN)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =