La Empresa Cubana del Pan, perteneciente al Ministerio de la Industria Alimentaria no prevé, hasta el momento, afectaciones en sus producciones por déficit de materias primas, según informó a la Agencia Cubana de Noticias Daniel Cobas Cheda, director de la entidad.

     Aunque existe garantía de producción Cobas Cheda explicó que evitan sobregirarse en los consumos, por lo que se han mantenido ajustados al cumplimiento del plan en unidades físicas, debido a que la harina tiene un alto componente de importación y la situación internacional es compleja.
Cuando la demanda sea superior a la oferta, la empresa ha decidido, en coordinación con los Consejos de Defensa de cada provincia, priorizar la producción de pan suave de 50 y 200 gramos, refirió.
La entidad ha garantizado las producciones necesarias para dar cumplimiento a su plan acumulado del año y el de abril, solo incumple su plan acumulado la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Holguín en 75 toneladas, pues en enero presentó problemas tecnológicos, señaló.
Sobre las medidas que toma para ofrecer un servicio más acorde a las necesidades actuales del país, se valora que, en dependencia de la situación epidemiológica de cada provincia, se realice la comercialización de las mercancías desde las bodegas y no en los mostradores habituales, destacó el directivo.
Cobas Cheda resaltó que se continúa con la transportación de las materias primas hacia las panaderías que producen y venden sus productos, de igual manera comunicó que se decidirán variantes de comercialización de acuerdo a las necesidades y la complejidad de cada momento.
Aun ante la actual situación del país se continúan con los chequeos de la calidad e inocuidad de las producciones, parámetros controlados por cada UEB de forma permanente, además de por la Oficina Nacional de Inspección Estatal, bajo la guía del al Ministerio de la Industria Alimentaria y el Ministerio de Salud Pública, destacó.
El directivo refirió que entre los principales retos de la Empresa Cubana del Pan se encuentran mantener las medidas de protección de los trabajadores y la población, así como las producciones bajo cualquier circunstancia.
Se prevé continuar trabajando en el desarrollo de producciones que no dependan de la harina de trigo, y que las mercancías resultantes sean de una calidad e inocuidad óptimas, resaltó Cobas Cheda
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 5 =