https://youtu.be/GKtjNlP0QbQ

No llegamos al momento quirúrgico porque era un pronóstico demasiado reservado. La paciente podía quedar en la mesa del quirófano, pero afortunadamente no fue así. Por eso acudimos a su encuentro veinte días después de la operación.

Maidela Arias Fajardo fue intervenida quirúrgicamente con un proceder llamado Operación de Whipple que se indica en caso de tumores localizados en la cabeza pancreática.

“Ella llega a nosotros a través de la consulta de gastroenterología donde se le diagnosticó un tumor del confluente duodeno pancreático, exactamente en la papila duodenal. Después del chequeo interconsultas y valorada por un equipo multidisciplinario se decide la intervención quirúrgica practicándose una duodeno prancreatectomía cefálica, la misma fue practicada aproximadamente en nueve horas de intervención quirúrgica”, nos comentó la doctora Daimis Ricardo Martínez, especialista de segundo grado en cirugía y jefa del programa de cirugía pancreática en el hospital Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.

Dentro de la cirugía pancreática es el Whipple la operación que mayor mortalidad aporta. Según la doctora Ricardo Martínez, en los grandes centros del mundo se ha logrado reducir la mortalidad solo al 5 %, lo que determina la muerte de un amplio número de personas, por eso en Cuba se realiza habitualmente en los mayores centros e institutos de salud.

Los especialistas de Granma iniciadores de este proceder en el territorio la habían dejado de practicar hace veinte años, pero se retomó en 2018 y desde entonces se han intervenido de manera satisfactoria 16 pacientes.
Maidela fue la número quince, a ella un equipo multidisciplinario del hospital bayamés le devolvió la vida y entre los protagonistas tres mujeres cirujanas muy jóvenes pero comprometidas, las doctoras Daimis Ricardo, Yolaisis López y Nirza García.

“Siendo un equipo de jóvenes y de mujeres nos satisface mucho a partir de que en el mundo y en nuestro país es una cirugía muy compleja realizada por equipos multidisciplinarios de altísimo nivel, de alta experiencia, muchos de ellos a veces se entrenan en otros países para venir aponer en práctica lo aprendido. Y haberlo grado aquí en Bayamo, en Granma, en un período también difícil nos llena de regocijo.” Así dijo la doctora Nirza, una joven pero talentosa cirujana que ha extendido su sabia a otras naciones como Bolivia.

Por su parte la doctora Ricardo aseguró: “Nosotros dejamos la vida en cada paciente, pero tenemos que destacar que la cirugía de whipple generalmente es en pacientes que tienen 6 o 7 décadas de vida, donde la principal etiología es la neoplasia maligna de cabeza de páncreas, en el caso de Maidela tiene solo 26 años, cumplidos justamente en nuestro hospital. Ayudarla en este proceso, ayudarla en la cirugía, comprometidos además con su post operatorio y verla hoy sin complicaciones, pues nos llena de orgullo y satisfacción.

Entre 16 pacientes ya operados satisfactoriamente en Granma pudiera parecer que Maidela no es noticia, pero nos motivó la historia de esta joven del municipio serrano de Guisa. Desde pequeña se ha debatido entre la vida y la muerte. Tan temprano como a los nueve años fue diagnosticada con hipertensión portal por cateterismo umbilical al nacimiento. Con esa edad se le practicó una operación de Warren igualmente riesgosa, pero la medicina cubana también le permitió vivir para contar la historia.

Hoy vuelve a nacer gracias el proceder de Whipple, con el que dejo atrás la neoplasia de páncreas, un resultado que dedica al equipo que la intervino, a los padres fundadores en el hospital Céspedes los doctores Ricardo Hijuelos y María Julia Ojeda y la inmensa obra de la Revolución.

“Les agradezco mucho. Todos me ayudaron en la operación, me dieron fuerzas y deseos de vivir”, dijo con palabras cortadas Maidela, a lo que sumó su madre Mariela Fajardo, “Yo no tengo palabras para expresar mi gratitud y la de mi familia. Esto es obra de la Revolución y estoy muy satisfecha con el resultado porque mi hija volvió a nacer”
Ahora la joven retomó sus sueños de conocer el amor y llegar a ser madre y con esas motivaciones también luchará por su vida.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 6 =