Por estos días un tema acapara titulares y se ha vuelto recurrente en las conversaciones de los cubanos.

https://youtu.be/h9l1Ycl0oTk

Siempre unos pocos monopolizan las colas y acaparan todos los productos, en tanto otros nos pasamos el día entero afuera de las tiendas y al final no alcanzamos mercancías, comentó a este sitio digital el joven Ander Santiago Velázquez Zaldívar, mientras hacía la cola para comprar detergente en la tienda El Arte de la capital granmense.

Muy cerca de él se encontraba Deysi Hernández Sánchez, quien reside en una zona periférica de la ciudad y expuso que ha tratado de comprar en incontables ocasiones productos básicos pero estos se agotan antes de que le toque porque muchos marcan para varios y la cola se vuelve el cuento de nunca acabar.

El asunto de los coleros, acaparadores y revendedores aunque no es un fenómeno nuevo se ha disparado en estos últimos meses, en los que la realidad del país ha estado matizada por el desabastecimiento en los comercios, motivado no solo por la crisis generada por el nuevo coronavirus a escala mundial,  sino por las acumuladas heridas que ha dejado en nuestra economía el hostigamiento constante del gobierno de los Estados Unidos.

Ante la compleja situación, como en todo la Isla, en Granma se adoptan medidas para enfrentar este fenómeno. Entre las acciones destaca la creación de grupos de trabajo, para el ordenamiento de las colas en las cadenas de tiendas Cimex y Caribe; encabezados, en cada unidad, por dirigentes administrativos, con la colaboración de integrantes de las organizaciones de masas y sociales, así como trabajadores de diversos sectores, acciones que se suman al trabajo que realizan desde hace varios meses fuerzas conjuntas del orden Interior y las FAR.

Para Ovidio Chávez Villa, trabajador del sector educación e integrante de grupo de enfrentamiento a la Covid19, esta es una tarea muy importante que hoy la población nos ha estado pidiendo, donde estamos haciéndole frente a todos los coleros, a todos los que están acaparando los productos para después revenderlos al pueblo, incluso hemos donado nuestras vacaciones para apoyar estas acciones que tanto necesitamos.

“No hay otra forma de luchar contra ese fenómeno que esta función que estamos realizando, de no permitir que las personas marquen para cinco o más personas, impedir que una misma persona repita la cola y compre varias veces”, resaltó Daver Borrego, trabajador del sector Deporte e integrante grupo enfrentamiento a Covid.

El pueblo agradece

A pocos días de implementada,  la medida ya recibe criterios favorables. En diversos establecimientos encontramos personas que agradecen estas acciones que les permiten acceder ahora a productos que antes les resultaban imposibles de alcanzar.

“Si se organizan mejor las colas,  se puede repartir de forma más justa y equitativa los productos básicos que escasean”, significó Yodalis Rodríguez, mientras hacía cola en la unidad El Arte, perteneciente a la cadena de tiendas Caribe.

“Está muy buena las medidas que han puesto, porque de esa forma todos podemos acceder a alimentos y productos de higiene que están en défict”, destacó Sonia Zaldívar Gómez, granmense.

“Estoy muy contenta que vine esta mañana y compre, porque antes no podía comprar, manifestó Osmara Licea Martínez.

Así las colas están mejor, más organizada, porque de la otra forma muy pocos alcanzaban productos, destacó Margarita Martínez Aunque se percibe una ligera mejoría a raíz de la implementación de las medidas y los aprovechados van perdiendo terreno en las colas de los establecimientos comerciales, todavía queda mucho por hacer para cerrar brechas definitivamente a esas figuras que pretenden lucrar a costa de la necesidad ajena. La constancia en el enfrentamiento y el acompañamiento popular deben ser recetas permanentes en la batalla contra ese fenómeno.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =