La escuela formadora de maestros Rubén Bravo, de Bayamo, funcionó como centro de aislamiento durante los meses donde la Covid-19 estuvo presente en Granma. Por la labor realizada en el enfrentamiento a la enfermedad, la institución recibió la distinción «Jóvenes por la vida», que otorga la UJC.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − ocho =