El avance de la neurocirugía en Cuba ha permitido que se realicen en el país operaciones de alta complejidad que son muy raras en el mundo. En la provincia de Granma ya se recupera el primer paciente operado en este territorio de malformación artereovenosa de alto flujo, una intervención cráneo facial de poca supervivencia incluso en los países más desarrollados.

Su nombre es Yuniel Silveira Rodríguez. Hoy tiene 22 años de edad pero desde nacimiento tenía la mencionada malformación.

“Este paciente llegó a nosotros en el año 2015 después de haber sido evaluado en un centro de referencia nacional, el servicio de máxilo facial en el hospital Hermanos Almejeiras, de la Habana. La malformación ocupaba la región lateral izquierda de la cabeza, la región facial y se extendía también a los grandes vasos del cuello”. Así explicó el doctor Maikel García Chávez, jefe del servicio de neurocirugía en el hospital clínico quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, donde se practicó el proceder.

“La cirugía vascular es una cirugía extremadamente compleja en cualquier parte del mundo, que requiere de un moderno soporte tecnológico para su diagnóstico y los procederes de tratamiento. En el caso de Tato, como cariñosamente le decimos a Yuniel, fue más difícil porque llegó el momento en que el flujo sanguíneo fue tan alto que la piel se ulceró y básicamente esa gran presión hizo que los vasos sanguíneos se debilitaran y que el paciente debutara con grandes hemorragias.

Lo que hicimos fue desvascularizar toda la lesión, la cual tenía muchos vasos nutricios que la alimentaban y venían de diferentes regiones. Fuimos entonces disecando por planos para eliminar la irrigación sanguínea de esa lesión y en la medida que eliminamos toda la suplencia arterial, fuimos también separando la lesión de su inserción al organismo de él. Luego de esa separación de vasos de la cabeza, la cervical y el cuello hicimos la excéresis total.”

Yuniel vivió con esta malformación desde el nacimiento. A pesar de ello estudió hasta llegar a obtener la calificación de técnico en elaboración de alimentos. Pero para él fue muy difícil hacer vida social y estudiantil antes de la intervención quirúrgica emprendida por un equipo de jóvenes neurocirujanos del hospital bayamés.

Para el paciente haber sido beneficiado con este proceder tiene un valor añadido. Es hijo de una familia muy humilde que vive en la Piedra de Yao, una comunidad intrincada del municipio montañoso de Buey Arriba, por tanto sabe que esto es solo fruto de una sociedad con igualdad de oportunidades para todos y con esa satisfacción se reinserta a la vida.
En la reconsulta nos comentó que hoy siente que nació otra vez, porque ya estaba confinado en casa por causa de las hemorragias constantes. No tenía interacción social, pero ahora puede desarrollarse plenamente.

La excéresis de malformación artereovenosa cráneo facial de alto flujo, practicada al joven, fue el primer proceder de este tipo en Granma. De esta manera los doctores Maiquel García, Osman Ramírez y Abadala Muñoz, abren un nuevo capítulo de la neurocirugía en la provincia, demostrando los avances de la medicina cubana a lo largo y ancho de la isla.

https://youtu.be/4CmaJ1zHchw
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + diez =