Miguel Diaz-Canel, Presidente de la República, y el Primer Ministro Manuel Marrero, explicaron este jueves la actualización del plan de enfrentamiento a la COVID-19 en el país, la implementación de la Estrategia Económica y Social y el adverso contexto internacional y su impacto en la nación.

Durante una mesa redonda especial desde el Palacio de la Revolución los dirigentes valoraron los resultados alcanzados hasta este momento en el manejo de la pandemia y la necesidad de adaptar las nuevas medidas a implementar a partir de la situación económica internacional y el arreciamiento del bloqueo.


Diaz-Canel dijo que la estrategia cubana de enfrentamiento a la COVID-19 es eficaz y con resultados por el acompañamiento del sistema de salud, la comunidad científica y las organizaciones políticas y de masas.
Su intervención giró alrededor de los tres grandes combates que libra Cuba: el enfrentamiento a la pandemia, la denuncia del bloqueo y la persecución financiera ,y la implementación de los acuerdos del Congreso del Partido, que están concentrados en la Estrategia Económica y Social.
Subrayó que el país implementará una nueva estrategia de enfrentamiento a la COVID-19 en la que se establece un grupo muy práctico de acciones organizativas bajo principios de racionalidad y científicos para aprender a convivir con la enfermedad durante un tiempo prolongado, y subrayó que habrá que cambiar modos de actuación.
El mandatario denunció en su comparecencia la agresividad en la política imperial estadounidense en esta etapa que se manifiesta en Cuba con la elevación de la retórica anticubana y una mayor persecución financiera, así como con campañas de descrédito a la Revolución y a sus dirigentes, para fomentar la desunión.
Para ejemplificar sus palabras, el mandatario recordó que el bloqueo sigue escalando acciones punitivas, ya que, en lo que va de 2020 se han sancionado a tres compañías estadounidenses por violar regulaciones del bloqueo, mientras que las medidas contra Cuba ascienden a 121 en dos años.
El presidente cubano señaló que el ordenamiento monetario en el país se encuentra en un momento superior con definiciones claras de cuáles son los primeros componentes, y en reciente reunión del Buró Político se aprobaron las concepciones y ahora se trabaja en la capacitación de las personas involucradas en la tarea y en crear condiciones en todos los ámbitos para ir a su implementación.
Aclaró que la unificación monetaria y cambiaria no constituye la solución mágica de los problemas económicos y financieros pero sí conduce a mayor eficiencia y eficacia, y significa también eliminación de subsidios e implica reforma salarial, sistema de precios y pensiones, acotó.
Ratificó conceptos que nuestro socialismo excluye como son las terapias de choque; de manera que nadie va a quedar desamparado y se preservan principales conquistas de la Revolución que son educación y salud gratuitas.
A partir de este lunes Cuba implementa un nuevo plan de medidas para enfrentar la COVID-19, el cual implica transitar hacia una nueva normalidad de manera gradual y asimétrica y mitigar el impacto económico y social causado por la pandemia y el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.
Más de 190 medidas forman parte de este plan actualizado que tendrá tres etapas: fase epidémica (transmisión autóctona limitada y la de transmisión comunitaria), la de recuperación (primera, segunda y tercera fase) y la de la nueva normalidad.
En esta nueva fase se mantendrán limitaciones pero es el momento en el que se restablece la actividad productiva y de servicios, fortaleciendo la vigilancia epidemiológica, las medidas higiénicas y otras, incluyendo la participación de las personas a partir de nuevo código y estilo de vida.
Debido al comportamiento de sus indicadores, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus se mantienen en fase de transmisión autóctona limitada, La Habana pasa a Fase tres con adecuaciones (todavía no hay apertura de vuelos internacionales) y el resto del país a la nueva normalidad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + dos =