El Consejo de Defensa en Granma precisó en las últimas horas medidas de protección para la población y la economía, ante la ubicación y posible rumbo y el pronóstico de intensas lluvias asociadas a la actual depresión tropical ETA.

Los especialistas caracterizaron varios escenarios para el territorio como las lluvias y posibles penetraciones del mar, y si se manifiesta un fortalecimiento del sistema hasta tormenta tropical, la presencia de vientos que pueden afectar el fondo de viviendas.

Al decretarse la Fase Informativa, por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, quedaron activados los Consejos de Defensa provincial y municipales en Granma y los grupos y subgrupos de trabajo.

Las estructuras precisaron las medidas a adoptar en la provincia, para proteger a poblaciones residentes en zonas de ríos, zonas bajas y en comunidades de montaña, que puedan quedar aisladas por deslizamiento del terreno o crecida de ríos, así como las que residen a orillas del mar.

En la reunión, presidida por Wilber Jerez, miembro del buró provincial del Partido y jefe del grupo del trabajo político ideológico y del Partido del Consejo de Defensa provincial, y Yanetsy Terry Gutiérrez, vicegobernadora de Granma, se informó que en el territorio se ha de incrementar la percepción del riesgo, pues se han registrado lluvias preliminares, la humeada en el manto freático es abundante, y un grupo de embalses han vertido y otros están prácticamente llenos que pueden crear inundaciones significativas.

En la apreciación de la situación del mar, que debido a la trayectoria puede generar influencias en los municipios del litoral granmense, por cual se hicieron indicaciones, a partir de los estudios existentes para proteger a las personas.

El teniente coronel Luis Escalona, jefe del Grupo de Defensa Civil del Consejo de Defensa provincial, declaró que de pasar el fenómeno a tormenta tropical pudieran generase vientos de más de 90 kilómetros que afectarían al territorio de Granma.

En la reunión se puntualizó la situación de cada municipio, su estado de listo, y las medidas que se han ido adoptando desde la jornada anterior frente a la situación meteorológica.

También informaron los grupos y subgrupos de Transporte, Alimentos, Agua, Energía y el de las Infocomunicaciones, con precisiones sobre los aseguramientos requeridos para garantizar las medidas adoptadas en el territorio granmense.

El Consejo de Defensa provincial indicó a los Consejos de Defensa municipales a trabajar con los planes establecidos, para cada territorio, ante esta situación hidrometeorológica.

La población granmense ha de adoptar las medidas de protección que se indiquen por las autoridades de cada territorio y estar atenta a la información meteorológica y las precisiones de la Defensa Civil, ante las lluvias localmente intensas así como a mantener las indicaciones y acciones del Plan de prevención y control del nuevo Coronavirus.

La capacidad de llenado de los embalses granmenses se ha incrementado hasta el 69 por ciento con las últimas lluvias, las presas Cilantro, Paso Malo y Cautillo, se encuentran al ciento por ciento de su capacidad; Corojo alivió y hoy tiene ocupado el 96 por ciento del embalse, en tanto el resto está en posibilidades de recepcionar varios millones de metros cúbicos de agua.

(Tomado de CMKX RADIO BAYAMO)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + quince =