Seis de los 10 embalses de la provincia de Granma vierten sus aguas como consecuencia de las lluvias asociadas a la tormenta tropical Eta. De acuerdo con información del puesto de mando de la Delegación Provincial de Recursos Hidráulicos las presas que sobrepasan el 100% de su capacidad de almacenamiento son: Cilantro, Paso Malo, Cautillo, Corojo, Vicana y su derivadora.


El embalse de Cauto del Paso, uno de los más grandes del país, con capacidad de almacenamiento de unos 330 millones de metros cúbicos, se encuentra al 61 por ciento de su llenado (201.453 mm3). En estos momentos recibe vertimientos de Corojo y Cautillo.

Directivos de recursos hidráulicos de la provincia, aseguran que la presa está en condiciones de recibir esas avenidas, además de los escurrimientos de las cuencas aledañas y en caso de ser necesario también los vertimientos de las presas Baraguá y Céspedes de Santiago de Cuba.
Los acumulados de lluvias más significativos fueron en los municipios de Pilón (162 mm), Niquero (152 mm) y Media Luna (142mm).


En las próximas 48 horas de seguir las lluvias y sumando los escurrimientos de las zonas montañosas, el volumen actual de los embalses granmenses, reportado ahora del 74% y equivalente a 697.73 millones de metros cúbicos debe aumentar.
Autoridades de recursos hidráulicos del territorio de conjunto con el Consejo de Defensa evalúan acciones oportunas para salvaguardar vidas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =