Diversos surtidos de la carpintería galvanizada y de aluminio que son utilizados en la construcción de viviendas y obras sociales en todo el país se producen en la Unidad Empresarial de Base Oriente, perteneciente a la Empresa de Producciones de Aluminio, ubicada en el municipio granmense de Manzanillo. Aunque no ha escapado de las afectaciones derivadas de la situación económica que atraviesa la Isla, esta fábrica ha logrado sostener las producciones gracias a las soluciones aplicadas por su colectivo y actualmente sobrecumple su plan de producción del año ascendente a 1 millón 400 mil pesos.

Unos 10 mil módulos de carpintería galvanizada, cada uno conformado por cinco ventanas simples, dos dobles y una para baño se han producido en lo que va de 2020 en la Unidad Empresarial de Base Oriente, perteneciente a la Empresa de Producciones de Aluminio.

Ubicada en el municipio granmense de Manzanillo, la otrora Empresa de Aluminios Mecánicos José Luis Tassende, más conocida por sus siglas como ALUMEC, también produce puertas y otros elementos de la carpintería de aluminio, así como perfiles galvanizados que se utilizan en la construcción de viviendas y obras sociales en todo el país.

Aunque no ha escapado de las afectaciones derivadas de la situación económica que atraviesa la Isla, esta fábrica en la que se obtienen además,  tubos de acero que se utilizan en el ensamblaje de los ómnibus Diana y para la conformación  de muebles, ha logrado sostener las producciones y actualmente sobrecumple su plan de producción del año ascendente a 1 millón  400 mil pesos.

Según explico a la prensa Felicia Martínez Suárez, directora de ALUMEC, lograr esa producción a pesar de las afectaciones ocasionadas a la economía nacional por el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba y la crisis mundial generada por la pandemia de Covid-19, ha sido  posible por disponer de suficiente cantidad de la materia prima principal desde almanaques anteriores y contar con un colectivo entregado.

Maritania Olivera, especialista principal producción ALUMEC preciso que han  tenido en 2020 un déficit fundamentalmente con los accesorios y la palanquilla para la carpintería de aluminio y remaches de la carpintería galvanizada. En el caso de la carpintería de aluminio hemos utilizado muchas alternativas teniendo en cuenta las variantes que nos han dado los inventarios, y hemos un nivel importante de puertas y ventanas hibridas  que nos han permitido ir incrementando los metros cuadrados a medida que ha transitado el año.

En la estabilidad productiva conseguida en las actuales circunstancias han resultado decisivos la entrega y el ingenio de un colectivo que ha buscado múltiples alternativas para sortear los obstáculos.

Gracias a la inventiva y el talento de los innovadores hemos podido mantener la estabilidad de los procesos productivos porque hay muchos accesorios de estos que no se podían utilizar con la tecnología que tenemos instalada y haciendo modificaciones a los equipos, las maquinas, y herramientas de trabajo, lo cual nos ha permitido usar esos accesorios que de no adaptarse estuviesen hoy ociosos en los almacenes. También estamos aprovechando la recortería de aluminio para hacer banquetas, cestos, mesitas y otras soluciones, significo Maritania Olivera.  

Mantener los ritmos productivos y los estándares de calidad en un contexto marcado por el déficit de materias primas y accesorios de importación, es una premisa para los 268 trabajadores de esta fábrica granmense, reconocida entre las más eficientes entre las de su tipo en el país.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 7 =