Manzanillo. Noviembre 30.- La calle Calixto García entre Girona y Rabena en Manzanillo fue decretada en cuarentena obligada durante la mañana de este lunes por la confirmación de un caso positivo a la COVID-19 en esta área.

El confirmando corresponde a un viajero proveniente de los Estados Unidos quien se encuentra en visita al territorio, por lo que es un caso importado. Este arribó al país el pasado 23 de noviembre y al municipio el día 25.

El primer PCR a su llegada a Cuba resultó negativo, mientras que el correspondiente al quinto día de su estancia realizado en la jornada del 28 de noviembre fue el que resultó positivo.

Desde la confirmación de ser un paciente enfermo con la COVID-19, rápido se acometieron las acciones que establecen los protocolos de seguridad para controlar y evitar los contagios en esta zona.

El doctor Jhonatan Roberto Chávez Peña médico del área, perteneciente al Consultorio Médico de la Familia (CMF) número 42, del policlínico uno Francisca Rivero Arocha declaró a nuestro medio que «desde que se confirmó el caso se activaron los factores fundamentales por nuestro sistema entre ellos el director de la salud pública, la directora del policlínico y especialistas de higiene y epidemiología del municipio.

En estos momentos se mantiene la cuadra en cuarentena, que por ahora es obligada, y la cuál puede conllevar modificaciones en dependencia de los resultados de las encuestas que se realizan en los hogares y del comportamiento de las personas, que podría levantarse esta cuarentena y mantener entonces bajo vigilancia estricta al domicilio donde reside el paciente positivo y a las casas aledañas a cada uno de sus costados.

Ahora nadie entra y nadie sale de sus viviendas, ni de la cuadra. Emprendemos actualmente un casa a casa donde realizamos una encuesta y una pesquisa de todas las personas, así lo ubicamos en un grupo dispensarial en dependencia si tiene o no alguna patología, para conocer si han tenido contactos con el viajero, si este ha salido de paseos de su casa y ha tenido otros contactos, lo que es fundamental para establecer las modificaciones de la cuarentena.

Nuestro personal de salud realizan ahora los PCR a los contactos directos del paciente, a su esposa y suegra, que son los que conviven con él. Ya se realizó la primera desinfección del barrio y se procedió a la segunda una vez que fue llevado el paciente al Hospital Militar de Santiago de Cuba, centro donde se atienden a los casos positivos de la provincia de Granma.

Ya podemos decir que tenemos la COVID-19 en el área de salud, ahora controlada por esta cuarentena, y lo más fundamental que deben conocer los que viven en esta zona es cumplir estrictamente con todas las medidas el distanciamiento social, el uso de las mascarillas, y la desinfección de las superficies.

No hay miedo ni lo habrá porque gracias a nuestro país, a los medios que nos han facilitado y a la preparación que tenemos, nos enfrentamos a las situaciones como esta, y nuestra convicción es Hasta la victoria siempre», concluyó el doctor.

Desde bien entrada la madrugada, justo a la una de la mañana los factores del barrio están activados y trabajando en el apoyo con los vecinos a las acciones de la salud pública.

Así por ejemplo la veterana delegada de la circunscripción 29, del consejo popular número 14, Ana María Tamayo Montero declaró que «en cuanto tuvimos el aviso en la madrugada rápido nos activamos todos los miembros de las direcciones de las organizaciones políticas y de masas del barrio. Hicimos el conteo de las 20 viviendas de esta área en cuarentena y hemos estado dando la orientación precisa para estos casos, ahora con más precisión utilizando el boletín publicado en el periódico La Demajagua.

Desde marzo pasado estamos dando reuniones en cada uno de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en las que explicamos los protocolos y las exigencias que debemos tener en el cumplimiento de la percepción del riesgo familiar.

La familia es la principal promotora de evitar que el virus entre. Ahora determinamos los detalles con las direcciones de los CDR y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para la atención de estas casas y en especial la del caso positivo una vez que concluyan estas acciones de la salud.

Aquí las personas son muy preocupadas con el deseo de ayudar, y la convicción es cooperar para que todo se resuelva, y sin miedo, siempre para alante. Los vecinos nos ven constantemente alertando y ahora más que nunca es importante la unidad del barrio porque es el respaldo a la Revolución, a nuestro presidente, a todos los directivos de nuestro país que bastante están preocupados enfrentando esta situación.

Todas las personas conocen muy bien, y se lo estamos exigiendo que deben cuidarse, así lo chequea el médico y los integrantes de salud pública, y nuestros vecinos saben que el riesgo está presente y que deben tener muy claro la percepción del riesgo», concluyó la dirigente de barrio.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 2 =