Foto: Milena Céspedes.

Innumerables muestras de humanismo, solidaridad y sentido de la responsabilidad ante los desafíos de estos tiempos excepcionales afloran de educadores y estudiantes de la escuela pedagógica Rubén Bravo, de Granma, merecedora del Sello Valientes por la vida que entrega el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte.

Este colectivo dio el paso al frente al convertirse la escuela en centro de aislamiento recibiendo a más de 110 viajeros durante tres meses donde sus trabajadores realizaron tareas de higienización y limpieza, apoyo a la lavandería, distribución y elaboración de alimentos.

Maestros y personal de apoyo asumieron con altruismo las misiones asignadas y en la etapa post Covid han garantizado la atención y cuidados de los estudiantes con las medidas higiénico-sanitarias establecidas.

A propuesta del secretariado provincial en Grama otorgó también la distinción Rafael María de Mendive a trabajadores que han laborado por 20 o 25 años de forma ininterrumpida con actitud ejemplar y consecuente con nuestros principios éticos y sociales.

El agasajo coincide con la celebración de la jornada nacional de homenaje a los trabajadores de la educación, la ciencia y el deporte, que se extenderá hasta el 15 de enero y está dedicada al aniversario 62 del triunfo de la Revolución.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =