Foto: Captura de pantalla. Facebook. CNC TV Granma

El ordenamiento monetario que comenzará el 1ro de enero implica una modificación de los precios de los bienes y servicios.

Las transformaciones en la comercialización minorista están asociadas, además, por la eliminación gradual de los subsidios excesivos y gratuidades indebidas.

De ahí que, en la Mesa Redonda de este martes 15 de diciembre, Betsy Díaz Velázquez, Ministra de Comercio Interior (Mincin) especificó que “ahora nos queda un proceso totalmente ordenado y con precios únicos”.

Sobre las diferencias entre la canasta familiar normada y la canasta básica de bienes y servicios de referencia, la ministra explicó que esta última fue el punto de partida como concepto para incorporar la adquisición de bienes y servicios imprescindibles para las personas.

En la actualidad, informó la ministra, la canasta familiar normada de los productos alimenticios tiene un costo en el entorno de los 18 pesos y su valor futuro será 180 pesos por persona.

Cuando a eso se añade la adquisición de combustibles, productos de aseo y otros productos imprescindibles, alcanza un costo total de 1 528 pesos.

En el caso de los alimentos, además de los contemplados en la canasta familiar normada, hay una estructura que incluye el consumo de los alimentos fuera del hogar, que puede ser en la red de gastronomía popular, en los comedores obreros, en los puntos de venta de productos agropecuarios, entre otros establecimientos.

Al subrayar que no se incorporarán nuevos productos a la canasta familiar normada, la titular reiteró que la libreta de abastecimiento se mantiene con los 19 productos alimenticios y los cuatro no alimenticios.

A la par, la novedosa canasta incluye servicios básicos, la transportación urbana, los servicios de telefonía residencial, entre otros.

Sobre la canasta normada, la ministra dijo que su distribución se realiza por una política establecida, que ha tenido variaciones en el tiempo: se ha ajustado por zonas geográficas, tiene en cuenta los grupos etarios y zonas urbanas.

De acuerdo con Díaz Velázquez, se ha tratado de homologar una tablilla de precios, aún cuando está publicada en Gaceta, que permitirá al consumidor visualizar en la bodega los nuevos precios de los productos.

Informó además que los productos destinados a los niños tuvieron un tratamiento diferenciado. Por ejemplo, la compota, la leche, la carne, el picadillo y el pollo se mantienen con el precio actual. “Esto beneficia a más de un millón 55 mil niños en todo el país”, destacó la titular.

Las dietas médicas que se contabilizan en más de un millón 335 mil, también mantienen el subsidio para la carne y la leche lo mismo que las dietas para las embarazadas y para niños con determinados padecimientos.

El Presupuesto del Estado, ejemplificó, destina anualmente unos 5 768 CUP para respaldar las dietas de los pacientes que padecen retrovirosis. En el caso de las dietas para embarazadas, el gasto presupuestario asciende a 3 340 CUP.

Desde hace varios años en Cuba se atienden diferenciadamente niños con déficit nutricional hasta los 15 años. Hay censados 17 mil niños, quienes reciben un módulo gratuito. “Eso se mantiene también, no se retira, incluso se incrementan los productos”.

La ministra aclaró que los productos correspondientes al consumo de diciembre, cuyo ciclo de venta concluye en enero, mantienen los precios con subsidio.

Después del día 23, prosiguió, se comenzará a vender una libra adicional de arroz con los nuevos precios, en tanto la canasta familiar normada correspondiente a enero, arrancará su comercialización el 30 de diciembre.

Los productos que se venden por ciclo, o sea, el pollo, los embutidos, el picadillo, huevo, pastas alimenticias, y que correspondan a la canasta básica de diciembre, mantienen el mismo precio.

Igualmente afirmó que, en cuanto a la canastilla y el uniforme escolar, se mantienen con subsidios al igual que el calzado profiláctico- ortopédico.

Hay otros productos alimenticios que se venden de forma liberada y que mantienen su precio: el pollo, la salchicha, los refrescos, los siropes, las galletas de sal, mayonesa, pastas alimenticias y aderezo.

Entre los productos liberados cuyos precios se modifican están los rones de la industria nacional, las cervezas que produce la empresa mixta Bucanero, lácteos, conservas de frutas y vegetales.

Por otro lado, en el caso de los materiales de la construcción, el acero, las tejas de fibrocemento, la carpintería metálica, igualmente mantienen sus precios.

Sobre las tiendas a partir de las disponibilidades de productos, las cadenas de tiendas del 21 al 29 de diciembre extenderán el horario de servicio hasta las 9 de la noche; el día 30 trabajarán hasta las 6 de la tarde, mientras el 31 solo abrirán las unidades en CUC con el cobro en efectivo y el 1ro de enero aquellas que venden en MLC.

Por su parte Marino Murillo Jorge, Jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, comentó en el espacio televisivo que el ordenamiento monetario en Cuba favorecerá una mayor eficiencia empresarial al estimular las exportaciones y el consumo de materias primas y productos nacionales.

El sistema empresarial tendrá muchas más potencialidades, pero debe ser más eficiente, expresó el directivo, quien informó sobre cómo el Estado atenderá las pérdidas de esas compañías solamente durante un año.

En ese proceso se prevé que 426 empresas quedarán en situación desfavorable, casi en pérdida, comentó, para lo cual se calculan unos 18 mil millones de pesos en una reserva para proteger al sistema empresarial por un tiempo límite hasta que se reestructuren para eliminar ineficiencias.

Murillo significó que todo esto forma parte de un primer diseño para un año, porque en la medida que la economía funcione y reaccione se flexibilizarán los mecanismos de formación de precios.

El ordenamiento monetario facilitará también que las empresas con mayores rendimientos, productividad e ingresos puedan distribuir sus utilidades con la autorización de su consejo de dirección, una nueva facultad otorgada, explicó.

Tal potestad será un nuevo entorno y beneficios para los trabajadores porque esas entidades eficientes podrán redistribuir hasta cinco salarios medios, lo que pone al empresario en el centro de las decisiones y lo obliga a buscar eficiencia.

Fuentes: Cubadebate. Prensa Latina.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/12/15/cambios-en-la-comercializacion-minorista-tras-el-ordenamiento-monetario-video/

El ordenamiento monetario que comenzará el 1ro de enero implica una modificación de los precios de los bienes y servicios, debido a la devaluación del peso cubano en el sector empresarial al pasar de una tasa de cambio de 1 CUP x 1 USD a 1×24. Las transformaciones en la comercialización minorista están asociadas, además, por la eliminación gradual de los subsidios excesivos y gratuidades indebidas.

Para explicar cómo sucederá este proceso comparecen en la Mesa Redonda, Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, y Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior (Mincin).

En video, la Mesa Redonda

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 4 =