Ubicado hace una década entre los ingenios más eficientes del país, el Enidio Díaz de Campechuela fue el primer central de la provincia de Granma en incorporarse a la zafra azucarera 2020-2021. Desde el 30 de noviembre, cuando inició las operaciones fabriles, se multiplican los esfuerzos para mantener la eficiencia acostumbrada en esta fábrica, que hace años deviene locomotora de la zafra en este territorio del oriente cubano, y que para esta campaña tiene comprometidas unas 30 mil toneladas del dulce.

Comprometidos a producir el azúcar planificado y mantener la eficiencia que les ha caracterizado en la última década, los agro-azucareros del central Enidio Díaz del municipio granmense de Campechuela, aportan desde el 30 de noviembre su cuota del dulce en la zafra azucarera 2020-2021.

En este ingenio, el primero en incorporarse a la actual campaña en Granma, se calculan, en consonancia con el volumen de caña a moler y el aprovechamiento de su norma potencial de molida, unos 150 días de zafra.

“Después de una arrancada bastante difícil con la lluvia y debido a una rotura que tuvimos ya pensamos que Enidio haya cogido el paso estable que siempre ha caracterizado a este central. Llevamos ya cinco jornadas haciendo lo que nos toca, cumpliendo la tarea diaria; el rendimiento va subiendo”, resaltó Benito Arias, director del ingenio.
A fin de asegurar un paso estable que les garantice el cumplimiento creciente del plan del crudo, el ajetreo es inmenso desde la misma arrancada al interior de este central que en la presente contienda tiene comprometidas unas 30 mil toneladas de azúcar.

“El recobrado, el bagazo, la miel final, abastecimiento de corriente, calidad del azúcar y el resto de los parámetros de eficiencia se cumplen. Es decir, estamos respondiendo a las demandas del país”, comentó Arias.
Aunque no es de los llamados colosos, este ingenio se ubica hace una década entre los nombres imprescindibles de la zafra en el país por sus resultados en volúmenes y calidad del azúcar, condición que su colectivo tiene el propósito de mantener en la recién iniciada campaña azucarera.

“Cada vez que empieza una zafra nos toca superar los resultados de la campaña anterior. Creo que el compromiso de nosotros es seguir haciendo las cosas bien, y mantenernos a la vanguardia de esa actividad en el país.
Además del Enidio, en Granma ya está incorporado a la zafra, desde el viernes último el central Arquímides Colina de Bayamo, en tanto se prevé que el Roberto Ramírez, de Niquero comience operaciones en la presente semana para completar así el trio fabril granmense que molerá en la actual contienda.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 12 =