Fidel sigue comandando sus huestes rebeldes en una Caravana de La Libertad que ha recorrido Cuba cada enero, mes que deja claro que la rememoración de ese suceso trascendental de la historia patria ofrece bríos para nuevas victorias en los muchos combates que aún libraremos los cubanos.

Foto Periódico Granma

Fidel sigue comandando sus huestes rebeldes en una Caravana de La Libertad que ha recorrido Cuba cada enero, mes que deja claro que la rememoración de ese suceso trascendental de la historia patria ofrece bríos para nuevas victorias en los muchos combates que aún libraremos los cubanos.

La Avenida de los Libertadores, justo frente a los muros del otrora Cuartel Moncada, convertido al triunfo de la Revolución en Ciudad Escolar 26 de Julio, marcó la partida de los nuevos «caravanistas» desde Santiago de Cuba, en una marcha que culminará el 8 de enero en La Habana.

El honor de haber participado en aquella lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista fue patentizado por el combatiente del Ejército Rebelde Rafael Fong Nicolarde, quien añadió que hasta el último suspiro continuará presto a defender la soberanía conquistada y la gloria de nuestros mártires.

Uniformados de verde olivo y portando las banderas cubanas del Movimiento 26 de Julio y de organizaciones juveniles cubanas, los destacados pioneros y jóvenes que relevaron al destacamento que partió de Santiago, entraron a Bayamo, capital de Granma, y acudieron a la Plaza de la Revolución bayamesa.

Desde el mismo balcón del antiguo Ayuntamiento, hoy sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular, donde el líder histórico se dirigió al pueblo bayamés el 2 de enero de 1959, se recordó con un acto político-cultural el paso de los libertadores.

En Holguín, la evocación tuvo por escenario la comunidad Oscar Lucero, en las afueras de la capital provincial. El combatiente de la lucha clandestina y del Ejército Rebelde, Vidal Simón Reyes, quien expresó su orgullo por acompañar a Fidel en aquel acontecimiento,

destacó cómo nuestro pueblo ha resistido con firmeza, en particular los jóvenes, quienes en el enfrentamiento a la pandemia y al recrudecido bloqueo de Estados Unidos tienen su Moncada, su Granma, su Sierra Maestra, su Girón y sus contiendas internacionalistas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dieciseis =