AP

La Cámara de Representantes y el Senado de EE.UU. han entrado en un receso de emergencia del debate del Colegio Electoral después de que manifestantes irrumpieran en los alrededores del Capitolio, dejando el edificio cerrado con los legisladores refugiados en su interior.

Cuando el vicepresidente del país norteamericano, Mike Pence, abrió la sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes en Washington, D.C., los manifestantes que se encontraban afuera irrumpieron los alrededores de la sede legislativa.

Partidarios de Donald Trump se enfrentaron a la Policía e intentaron romper las barricadas en las afueras del edificio durante la reunión para contar los votos electorales que convertirían oficialmente al demócrata Joe Biden en el próximo presidente.

Según informes de medios locales, miembros del Congreso se pusieron máscaras de gas después de que se dispersara gas lacrimógeno en el interior del edificio. También se informó de un incidente con armas de fuego. Oficiales de policía apuntaron a alguien que estaba tratando de llegar a la puerta principal.

El actual mandatario instó a los manifestantes a colaborar con la Policía del Capitolio y las fuerzas del orden. «Están realmente del lado de nuestro país. ¡Mantengan la paz!», escribió en un tuit.

También se ha reportado que Pence fue evacuado del Capitolio por el Servicio Secreto a través de túneles subterráneos.

(Noticia En Desarrollo, tomada de RT)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =