La llegada del nuevo año ha estado caracterizada por el inicio de la tarea ordenamiento, un proceso que supone, entre otras aristas, la unificación monetaria y cambiaria, el incremento de los ingresos, la eliminación de los subsidios indebidos y el incremento de precios. Este último ha generado no pocas inquietudes en la población la cual manifiesta inconformidad ante el divorcio que se evidencia entre la calidad de las ofertas y los nuevos precios. Uno de los sectores que más insatisfacciones genera por estos días es el del Comercio y la Gastronomía.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 13 =