En un memorando circulado entre los principales medios de prensa norteamericanos, los asesores de Biden describen tales acciones ejecutivas como una disposición urgente para hacer frente a las crisis más serias en la historia moderna de la nación.

Foto: EFE

En medio de los preparativos para la toma de posesión, el equipo de transición del presidente electo estadounidense, Joe Biden, alista hoy un grupo de medidas urgentes para los primeros 10 días de la administración.

En un memorando circulado el sábado a los principales medios de prensa norteamericanos, los asesores de Biden describen tales acciones ejecutivas como una disposición urgente para hacer frente a las crisis más serias en la historia moderna de la nación.

Ron Klain, el jefe de gabinete entrante del próximo jefe de la Casa Blanca, escribió en dicho documento que las órdenes se centrarán en ‘la crisis sanitaria de la Covid-19, y su grave impacto resultante, el cambio climático y la equidad racial’.

El funcionario dijo que las disposiciones irán acompañadas de una agenda legislativa ‘sólida’ y están destinadas a brindar alivio a los millones de estadounidenses que luchan frente a estas graves situaciones.

Añadió que el mandatario electo tomará medidas, no solo para revertir los daños más graves de la administración del gobernante republicano, Donald Trump, ‘sino también para comenzar a hacer avanzar a nuestro país’.

El nuevo jefe de Estado comenzará a implementar las medidas el miércoles, el día de su toma de posesión, con lo que Klain dijo serían alrededor de una docena de órdenes ejecutivas sobre los temas mencionados.

El gobernante electo también prevé reincorporar el país al acuerdo sobre el Cambio Climático de París y deshacer la prohibición de viajar a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, una medida implantada por Trump.

Biden también emitirá una disposición para el uso obligatorio de mascarillas como requisito para permanecer en terrenos o instalaciones de propiedad federal y en viajes interestatales, y además extenderá una pausa sobre desalojos e hipotecas.

Incluso prevé tomar medidas para mitigar la propagación mediante la expansión de las pruebas sobre la Covid-19, la protección de los trabajadores y el establecimiento de claros estándares de salud.

La Casa Blanca dedicará los ocho días restantes a instruir a su gabinete para impulsar la ayuda económica destinada a paliar los efectos de la pandemia y emprender acciones ejecutivas en temas como la reunificación de los niños separados de sus familias tras cruzar la frontera, entre otros.

El esfuerzo se produce cuando el Senado se prepara para el segundo juicio político del presidente Trump, en los primeros días del gobierno de Biden.

Aunque el equipo de transición no ha delineado muchos componentes de su próxima agenda legislativa, el próximo jefe de la Casa Blanca implementó un plan de mil 900 billones (millones de millones) de dólares para combatir los daños del coronavirus SARS-CoV-2, máxima prioridad para la nueva administración.

(Fuente: Prensa Latina)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diez =