El inicio del curso académico 2021 para la educación superior en Cuba, programado para este 1 de febrero, se corresponderá con las condiciones epidemiológicas de cada territorio y las indicaciones definidas para cada fase del enfrentamiento a la COVID-19 en el país.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Educación Superior mediante la Resolución No.3/21, publicada su sitio web, destacando que se organizará la incorporación de todos los estudiantes universitarios a tareas de impacto.
En dichas labores tendrán prioridad el enfrentamiento a la pandemia, la producción y el vínculo con las especialidades de estudio.

Precisa el Ministerio de Educación Superior, que de esta forma se fortalece la extensión universitaria con acciones de impacto comunitario, contribuyendo así a la formación de profesionales integrales.

Según dispone el organismo rector, los estudiantes de nuevo ingreso serán convocados desde sus municipios.

En las universidades donde sea posible, el proceso de matrícula para el curso académico 2021 se mantendrá de manera presencial.
Por otro lado, para los territorios con una situación epidemiológica compleja se establecerán medidas alternativas en correspondencia con las orientaciones de los consejos de defensa provinciales.

Entre las medidas sugeridas por el Ministerio de Educación Superior, está que los centros y filiales universitarios municipales apoyen la matrícula, y esta se oficialice cuando sea posible la presencia de los estudiantes.

Otra variante es realizar este proceso escalonadamente en horarios extra docentes, una vez iniciado el curso escolar.

Para los estudiantes continuantes, trámites como la ratificación de matrícula, traslados, reingreso y cambios de carreras se iniciarán al comenzar el curso escolar, con calendarios establecidos por cada centro de estudios.

El proceso docente, una vez iniciado el ciclo, se organizará de manera escalonada y utilizando diferentes escenarios de formación, siempre garantizando la mayor presencialidad a los estudiantes de primer año académico.

De acuerdo con el Ministerio de Educación Superior, se evaluará la posibilidad de asumir ajustes curriculares en las asignaturas siempre que sea posible.

A los estudiantes de carreras y programas de ciclo corto se entregarán los objetivos y sistema de contenido de las asignaturas, la bibliografía básica, digital o impresa, así como las orientaciones generales para la autogestión del conocimiento.

En esta modalidad, se adelantarán las actividades del proceso de ubicación laboral para estudiantes de último año, en correspondencia con las condiciones de cada territorio.

El currículo del año terminal en programas de ciclo corto se adecuará combinando la modalidad de estudio semipresencial con el método “aprender haciendo”, y para los ejercicios de culminación de estudios se asumirán las variantes utilizadas en el curso 2019-2020.
Sobre el proceso de investigación y posgrado quedó establecido que las acciones de superación profesional se desarrollen con el mínimo de presencialidad, propiciando el aprendizaje desde el puesto de trabajo y con el máximo empleo posible del trabajo en red y la educación a distancia.

En los centros y filiales universitarios municipales se facilitará el acceso de los estudiantes a información docente, así como el intercambio con sus profesores y tutores.

Telecentros y emisoras radiales de cada territorio apoyarán en la divulgación de las orientaciones particulares sobre el proceso de formación.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =