El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabezó en la provincia de Granma un intercambio con las principales autoridades del territorio, donde analizaron las medidas tomadas para enfrentar el rebrote de la Covid-19, la implementación de la Tarea Ordenamiento, la producción de alimentos, y la lucha contra los coleros y revendedores.

Las principales insatisfacciones de la población granmense relacionadas con la tarea ordenamiento, el seguimiento territorial al impacto de la COVID-19, la producción de alimentos, y el enfrentamiento a coleros y revendedores, centraron el intercambio del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con las autoridades granmenses y directivos de varios sectores.

El Gobernador de Granma Francisco Escribano Cruz, explicó a los integrantes de la comitiva gubernamental la situación actual de la provincia en cada uno de los temas.
Los protocolos sanitarios, las capacidades de ingresos para el aislamiento, la vigilancia epidemiológica, la situación actual en los centros educacionales, son temas que preocupan a la máxima dirección del país, en el ánimo de todos de frenar el contagio por el nuevo coronavirus.

Granma, en fase de nueva normalidad, puso en práctica medidas relacionadas con la restricción de movimientos en horarios nocturnos, y para evitar la aglomeración de personas, desconcentró las prestaciones de servicios de las arterias y áreas públicas principales, y las ventas de productos demandados por la población, tales como dulces, panes, lácteos, y otros. Estas y otras medidas permiten mantener controlada la expansión de la pandemia.

Como parte del sistema de trabajo de la provincia se conformaron grupos en todos los municipios, para la implementación de la tarea ordenamiento, donde son analizadas las inconformidades de la población, algunas de las cuales están relacionadas con los salarios y la atención a personas vulnerables.

Los participantes dialogaron con el presidente cubano, el segundo secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, l el primer ministro, y representantes de diferentes ministerios, con el ánimo de exponer la realidad que vive hoy el territorio.

Es de primer orden incentivar y favorecer el empleo en el sector productivo, lograr la autonomía de las empresas, y revitalizar las potencialidades locales en busca del desarrollo económico.
La provincia de Granma muestra diversas experiencias en la producción de alimentos, como el montaje de casas de cultivo rústicas, y la incorporación de nuevas áreas a los planes de siembra en la actual campaña de frío, donde cada vez alcanza mayor protagonismo la población, al incorporarse de disímiles maneras en las tareas productivas.

A la par de la implementación en Granma de la estrategia económica del país, continúa con estricto cumplimiento la inspección y supervisión para enfrentar a coleros y revendedores.

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, insistió en la necesidad de crear nuevos organopónicos, que permitan incrementar el consumo de hortalizas y vegetales, sobre la base de las posibilidades de cada municipio, así como la búsqueda de alternativas, y soluciones oportunas, a cada planteamiento de la población.

En materia de comunicación se hace necesario incrementar el uso de las nuevas tecnologías y mantener actualizados sitios y páginas gubernamentales donde la población pueda mantenerse informada, además, de otras vías que permitan responder a las preocupaciones que surjan en cada momento.

El Presidente cubano convocó a los granmenses a continuar trabajando con intensidad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =