La provincia de Granma creó condiciones ante la decisión del Ministerio de Salud Pública de Cuba de retomar el aislamiento institucional de viajeros internacionales así como aislar en instituciones al personal que trabaja en zona roja y los contactos de casos confirmados a partir del 6 de febrero de 2021.

En declaraciones de la vicegobernadora Yanetsy Terry informó que los viajeros procedentes del exterior se alojarán indistintamente en Bayamo en el hotel La enramada y en Manzanillo en el hotel Venus.

También precisó que en la provincia de Granma no se van a aislar a colaboradores de la salud ni a turistas, para ellos existen centros en otras regiones del país. “En nuestro territorio solo se recibirán a viajeros residentes en Cuba que han tenido estancia en exterior y regresan sean o no viajeros habituales”, dijo.

Con respecto al aislamiento del personal de salud que sale de prestar servicio dijo que se utilizará en Bayamo el complejo Casa Verde y en Manzanillo el chalet ubicado a la entrada de la ciudad.

Sobre el aislamiento de los contactos directos informó que cada municipio tiene que garantizar su aislamiento y acondicionar un local con este propósito.

Las disposiciones obedecen a garantizar el cumplimiento de los protocolos establecidos para evitar la propagación de la COVID-19, ante el rebrote que experimenta el país desde el mes de enero.

Algunos municipios de la provincia de Granma actualmente presentan una compleja situación epidemiológica, de acuerdo con la información publicada recientemente en CUBADEBATE, tras el encuentro del grupo temporal de trabajo del gobierno, se decidió realizar cambio de fases en dos municipios atendiendo a sus desfavorables indicadores epidemiológicos. De esta forma, Bayamo y Guisa retroceden de Nueva Normalidad a la fase 3, el resto de los municipios granmenses se mantienen en Nueva Normalidad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + dos =