Un primer grupo de especialistas que trabajarán en el laboratorio de biología molecular de la provincia de Granma culminó exitosamente su período de capacitación en la instalación homóloga del vecino territorio de Holguín, declaró en esta ciudad el microbiólogo Raciel Álvarez Rondón, uno de los adiestrados.

Sobre la rigurosa preparación en el análisis de muestras para la detección del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, conversó en exclusiva con la Agencia Cubana de Noticias quien tendrá, además, la alta responsabilidad de dirigir la institución granmense, cuya obra civil se encuentra actualmente a un 75 por ciento de ejecución.

Bajo la tutela de un excelente claustro de licenciados y másteres en ciencias –dijo- otros tres profesionales (laboratorista, bioanalista, microbiólogo) y yo vivimos 15 días de intenso aprendizaje en las esferas tanto práctica como teórica.

Precisó que cumplieron una estrategia de preparación ascendente, en la cual conocieron desde los procesos más simples hasta aquellos de superior complejidad, mediante un sistema de rotación por los cuatro departamentos del centro holguinero.

Aprendimos sobre el uso de la tecnología y los protocolos a respetar en cada una de las áreas, entre ellas recepción, extracción del ácido ribonucleico del genoma viral, mezclas y Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), subrayó.

Álvarez Rondón destacó que, si bien aún desconocen el tipo de equipamiento específico designado a Granma -del cual dependerá la capacidad de análisis- en Holguín enfrentaron directamente al nuevo coronavirus y se prepararon para el trabajo en instalaciones destinadas a su diagnóstico certero.

La capacitación continúa para el resto del personal que compone una plantilla aprobada de 32 trabajadores, incluidos los de servicio, quienes serán adiestrados en centros de aislamiento, con el propósito de conocer y ejecutar, en primera línea de combate, los protocolos de bioseguridad establecidos, agregó.

En correspondencia con las características poblacionales de Granma, se prevé que la tecnología del futuro laboratorio pueda analizar diariamente entre 400 y 500 muestras, puntualizó la doctora Yelenis Elías Monte, directora provincial de Salud Pública.

Según lo planificado y dada la intensidad de los trabajos, explicó que esperan terminar la etapa constructiva el próximo mes de marzo, para dar paso al montaje tecnológico y la certificación del centro por las autoridades competentes.

Luego recibiremos los dispositivos específicos para las pruebas de PCR, mientras otra parte del equipamiento ya está disponible y actualmente en revisión técnica por especialistas de Electromedicina, tras su selección a partir de un reordenamiento de las existencias en el propio territorio, señaló.

El emplazamiento de una instalación de ese tipo nos ubicará en posición más favorable para enfrentar no solo la COVID-19, sino otras enfermedades infecto-contagiosas y patologías oncológicas, remarcó.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 4 =