Trabajadoras docentes de la escuela pedagógica Rubén Bravo Álvares colaboran en las labores de limpieza, en el centro de aislamiento radicado en ese plantel para acoger a viajeros, como parte del enfrentamiento a la propagación de la enfermedad COVID-19, en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, Cuba, 2 de abril de 2020. FOTO/ACN Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/sdl

Ante el incremento de casos positivos al SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, un grupo de instituciones educativas de la provincia de Granma funcionan actualmente como centros de aislamiento, mientras otras se preparan para asumir esa responsabilidad de cara a un potencial escenario epidemiológico más complejo.

Manuel Abelardo Ortiz Uriarte, subdirector de Educación en el oriental territorio, informó que el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Silberto Álvarez Aroche, y la escuela pedagógica Rubén Bravo Álvarez, acogen a contactos directos de pacientes confirmados con el nuevo coronavirus en el municipio cabecera.

En ambas instalaciones suman 105 los trabajadores del sector que apoyan los quehaceres en diversas áreas, todo en aras de garantizar una adecuada atención tanto a las personas aisladas como al personal de Salud Pública, precisó.

Teniendo en cuenta que la capital provincial concentra hoy la mayor incidencia de la pandemia –dijo– también está previsto habilitar, si fuera necesario, el plantel de la enseñanza especial Félix Varela Morales, el instituto politécnico superior General Luis Ángel Milanés Tamayo, y el Centro de Gestión de Recursos Docentes, sede este último del contingente pedagógico Fidel entre nosotros.

Destacó que el resto de las localidades cuenta igualmente con al menos una escuela lista frente a la posible necesidad de recibir a enfermos o sospechosos de la COVID-19, específicamente aquellas denominadas de régimen interno, por poseer las condiciones mínimas indispensables para albergar personal.

El curso escolar 2020-2021 continúa paralizado en los municipios de Bayamo, Manzanillo, Guisa y Cauto Cristo, disposición que desde el lunes último se extendió a Niquero y Jiguaní, en correspondencia con el agravamiento de la situación epidemiológica de la provincia, recordó Ortiz Uriarte.

No obstante, subrayó que instituciones seleccionadas siguen prestando servicios sólo para los hijos de padres cuyas responsabilidades laborales no les permiten permanecer en sus hogares o acogerse a modalidades del empleo a distancia.

Explicó que el sistema de Educación en Granma adopta diversas alternativas para favorecer la docencia y el estudio aun en las localidades más afectadas, y citó como ejemplos la visualización de las teleclases transmitidas a nivel nacional, y la divulgación de contenidos a través de redes sociales, grupos de WhatsApp, correo electrónico y hojas de trabajo.

A partir del próximo lunes, 8 de marzo, la emisora de radio y el telecentro provinciales comenzarán a transmitir espacios enfocados tanto al proceso de enseñanza-aprendizaje como en la orientación a las familias, agregó.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =