Reconocida entre las mejores de su tipo en el país, la Unidad Empresarial de Base Derivados, adscrita a la Empresa Azucarera Granma, cumplió sus compromisos productivos correspondientes al 2020, pese a la compleja situación económica que atraviesa el país,  y continúa sus producciones para apoyar la economía nacional.

A inicios del presente año, esa reconocida fábrica granmense recibió la certificación del Sistema de Gestión de Inocuidad Alimentaria,  reconocimiento que deviene el colofón de un proceso que comenzó a implementarse en el año 2017 dada la necesidad de comercializar productos inocuos, desprovistos de cualquier tipo de contaminación, tanto físico, químico como microbiológico.

Según explico a este sitio digital Ana Gloria Rodríguez Labrada, especialista de gestión de calidad Empresa Azucarera Granma, lo primero que se realizó en el año 2017, fue el diagnóstico del cumplimiento de los requisitos de la NC: 9001: 2015 Sistema de Gestión de Calidad y NC: 136.2017, Sistema de Gestión de Inocuidad, por la UTN (Unidad Territorial de Normalización).

Realizándose luego  un plan de acción derivado de este diagnóstico. En ese mismo año se contrató, dijo,  los servicios del CIGET (Centro de Información Científica y Tecnológica de Granma), y en el mes de enero 2018 se comenzó  el diseño del sistema.

Rodríguez Labrada precisó que luego se trabajó en la documentación, contando con tres manuales: Manual de Buenas Prácticas Manufactura (MBPM), Buenas Prácticas de Higiene (BPH), Manual del Sistema de Gestión de Inocuidad (MSGI), y Manual de documentos complementarios (POE), así como los procedimientos. De igual forma se realizó la capacitación al personal, en materia de higiene, peligros, manipulación de  alimentos, entrenamiento sobre los requisitos de la norma, tanto al equipo HACCP como al personal directamente en las operaciones y procesos, y se capacito al equipo de auditores internos, trabajadores seleccionados por sus conocimientos y experiencia.

A estos procesos iniciales le siguieron acciones constructivas que incluyeron la construcción de filtro sanitario y de un panel sensorial. Luego se trabajó en  la entrega del modelo de solicitud de certificación, la realización de auditorías en tres fases y la elaboración del expediente a evaluar por la Oficina Nacional de Normalización.

De esta forma,  se convierte la UEB Derivados en la primera entidad del sector azucarero en Granma en certificar su sistema de gestión de inocuidad alimentaria.

Ubicada en el poblado rural de Mabay, perteneciente a la capital granmense, esta fábrica posee una planta de alcohol, cuenta además, con una planta de C02 donde se elabora el dióxido de carbono imprescindible para la elaboración de una importante cantidad de alimentos, y que también tiene aplicación en las industrias farmacéutica, posee una planta de producción de torúla, alimento destinado a los animales; y la planta ronera, donde se elaboran varios tipos de bebidas, entre ellos el ron Corsario.

A estos procesos iniciales le siguieron acciones constructivas que incluyeron la construcción de filtro sanitario y de un panel sensorial. Luego se trabajó en  la entrega del modelo de solicitud de certificación, la realización de auditorías en tres fases y la elaboración del expediente a evaluar por la Oficina Nacional de Normalización.

“En enero del 2021 se nos notifica la aprobación de la certificación  del Sistema de Gestión de Inocuidad Alimentaria. Este resultado tiene una importancia económica y social para la Fábrica y la empresa. Certifica la realización de producciones con mayor eficiencia, inocuidad, y confiabilidad en el mercado tanto interno como externo, precisó Rodríguez Labrada .

De esta forma,  se convierte la UEB Derivados en la primera entidad del sector azucarero en Granma en certificar su sistema de gestión de inocuidad alimentaria.

Ubicada en el poblado rural de Mabay, perteneciente a la capital granmense, esta fábrica posee una planta de alcohol, cuenta además, con una planta de C02 donde se elabora el dióxido de carbono imprescindible para la elaboración de una importante cantidad de alimentos, y que también tiene aplicación en las industrias farmacéutica, posee una planta de producción de torúla, alimento destinado a los animales; y la planta ronera, donde se elaboran varios tipos de bebidas, entre ellos el ron Corsario.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 1 =