Desde el 11 de marzo de 1992 , pequeñas Avispas  rondan el poblado de Jiguaní, situado al  norte  de la cordillera montañosa Sierra Maestra, en la cubana provincia de Granma, para incidir con sus indelebles huellas , en el destino socio cultural de la zona.

Este enjambre  infanto-juvenil alborota los espacios alternativos y convencionales para atrapar, entre sus zancos, a los espectadores comunitarios,  cómplices, desde hace 29 años, de la transformación consciente del teatro callejero.

Mascaras, sorpresas y fantasía propician la comunicación directa  con el público en acciones culturales  que lidera , desde su fundación ,el instructor de teatro Licenciado Argelio Anaya Capote, encargado  del proceso de enseñanza-aprendizaje en los talleres de creación teatral.

Las  Avispas de Jiguaní  están validadas   para  trasmitir en sus picadas los valores éticos y estéticos necesarios en la formación de los futuros ciudadanos  y reafirmar la personalidad requerida  para el desarrollo del territorio.

¡Felicidades, compatriotas!

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 3 =